Presentación de LA CUARENTONA de Yolanda Almeida por Miguel Izu

El pasado día 8 de octubre, en la librería Elkar de Pamplona, Yolanda Almeida (Las Palmas de Gran Canaria, 1990), escritora afincada hace años en Navarra, presentó su obra más reciente, una novela corta titulada La cuarentona, acompañada por el escritor pamplonés Carlos Ollo Razquin. Es su tercera novela (también escribe poesía y teatro) después de Asesinato en la Bahía (2015) y de Habitación 254 (2018), protagonizadas por el inspector Gustavo Adolfo Rodríguez, la segunda de ellas está ambientada durante los sanfermines.

Según dijo Carlos, La cuarentona es una novela breve que se lee en un suspiro, que atrapa y resulta muy divertida. En la portada hay dos siluetas poco reconocibles, y Yolanda explicó que la mayoría de los personajes aparecen indefinidos, sin nombres propios, porque, sobre todo el protagonista que también es narrador, pueden ser cualquiera de nosotros. Es una persona inteligente pero emocionalmente muy inestable, víctima de las personas que le rodean y que no le permiten estar en paz, que va acumulando frustración y rabia. A lo largo de la historia el protagonista va variando el objeto de su odio y de sus pensamientos criminales. Algo que a todos nos puede suceder, que podemos fantasear con la venganza y con actos violentos que no cometemos, que nuestra conciencia no nos permite ejecutar, pero la fantasía nos sirve de desahogo. También hay un personaje en la novela, Olivia, que trabaja en el mismo restaurante, con la que tiene una relación y que le sirve de punto de equilibrio y de respiro.

El protagonista trabaja como cocinero, un empleo que no le gusta pero que ha tenido que aceptar porque no ha encontrado otro acorde con sus estudios, y está amenazado con ser despedido en cualquier momento por unos jefes muy desagradables, precariedad laboral habitual entre los jóvenes de hoy. Carlos señaló que hay cierto retrato generacional, y Yolanda confirmó que el protagonista representa a la gente de su edad, todavía inmadura, que se siente incomprendida, que se refugia en el alcohol, aunque el protagonista solo bebe cerveza que le sienta fatal y despierta sin acordarse de lo que ha pasado. La narración en primera persona, que ofrece sus limitaciones técnicas, permite entrar en sus pensamientos y emociones, como en un diario. Yolanda se confesó escritora de brújula, y no de mapa, cuando empieza a escribir no sabe cómo acabará la historia, lo que a veces le mete en berenjenales de los que le cuesta salir.

A preguntas del público, Yolanda respondió que el tono irónico de la novela no lo tenía previsto pero le salió así, le sirve para descargar la tensión del tema; que al inicio no tenía previsto que fuera una novela corta, pero según fue escribiendo se dio cuenta de que lo iba a ser, que no tenía sentido irse más lejos de las cien páginas sin embrollar la historia.

 

Para finalizar la presentación, Carlos sometió a Yolanda a una adaptación propia del cuestionario de Proust, lo que va convirtiendo en costumbre ya que lo hizo pocos días antes con Susana Rodríguez Lezaun.

-¿Principal rasgo de tu carácter? La honestidad.

-¿Qué cualidad aprecias más en una persona? La coherencia.

-¿Qué esperas de tus amigos? Coherencia.

-¿Tu principal defecto? La impaciencia, salvo en el trabajo (en un hotel), donde soy muy ordenada y paciente.

-¿Tu ocupación favorita? Escribir, más que leer.

-¿Tu ideal de felicidad? Estar en paz.

-¿Cuál sería tu mayor desgracia? Sentirme sola, emocionalmente.

-¿Tus autores favoritos en prosa? No tengo, soy muy anárquica leyendo, me gustan muchos.

-¿Y tus poetas? Mi favorita es desconocida, publica solo en internet, se llama Virginia Fourco, escribe desde el sentimiento.

-¿Un héroe de ficción? Harry Potter.

-¿Una heroína? Sailor Moon, de una serie de manga donde había un grupo formado por Sailor Marte, Sailor Mercurio, Sailor Saturno y Sailor Júpiter, que trataban de salvar el mundo. Al crecer te das cuenta de que no es posible.

-¿Tu compositor favorito? Varios, Natasha Bellucci, The Corrs…

-¿Tu pintor preferido? Mi madre, que es pintora, por encima de todo. Me gusta el realismo.

-¿Tu héroe de la vida real? Mi madre.

-¿Qué hábito ajeno no soportas? Que hablen alto, el ruido.

-¿Qué es lo que más detestas? El desorden, la falta de control, me gusta tener las cosas bien preparadas.

-¿Una figura histórica que te ponga mal cuerpo? Hitler.

-¿Qué don de la naturaleza desearías poseer? Ninguno. Volar no, tengo vértigo, nadar tampoco porque me da miedo el agua.

-¿Qué defectos te inspiran más indulgencia? Los errores de buena fe.

-¿Cómo te gustaría morir? Dormida, sin enterarme, y si es con poca sangre, mejor.

 

Ficha:

La cuarentona

Yolanda Almeida

Caligrama, 2019

ISBN: 978-8417915308

102 páginas, 127 x 203 mm, tapa blanda.

 

Sinopsis:

“La mataría de buena gana, pero no sé muy bien qué es lo que me lo impide”.

Rayando lo absurdo, unos hechos disparatados muestran las pequeñas y grandes preocupaciones de un hombre corriente del siglo XXI.

Vive atrapado en la incertidumbre laboral y en unas carencias que le hacen reclamar atención y afecto. Una espiral que se va reduciendo hasta llegar a un punto que es la raíz o el origen de todo: la supervivencia.

 

©Artículo: Miguel Izu, 2019.

Impactos: 136

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies