Presentación de MEJOR MUERTO de Susana Rodríguez Lezaun por Miguel Izu

Presentación de Mejor muerto, de Susana Rodríguez Lezaun

Miguel Izu

 

El pasado 21 de marzo, Susana Rodríguez Lezaun (Pamplona, 1967), acompañada del también escritor Carlos Bassas del Rey, presentó en la librería Elkar Comedias de Pamplona su séptima novela, Mejor muerto. Inició su carrera como novelista con la trilogía protagonizada por el inspector de policía David Vázquez, Sin retorno (2015), Deudas del frío (2017) y Te veré esta noche (2018). Continuó con un thriller ambientado en Boston, Una bala con mi nombre (2019), y ahora la saga que protagoniza la inspectora Marcela Pieldelobo alcanza su tercera entrega después de Bajo la piel (2021) y En la sangre (2023).

Carlos señaló que en esta nueva entrega de la ya trilogía hay algunas novedades, aunque se mantiene la mayoría de los personajes de las anteriores, que son lo esencial por encima de las tramas y especialmente Marcela que “crece mucho”. Hay un nuevo personaje, el inspector Diego Vila, pequeño homenaje a Lorenzo Silva, y reaparece el inspector Vázquez ⸺al que Susana dice tener mucho cariño⸺ que no se limita a un pequeño cameo sino que tiene un papel un poco más destacado. La trama tiene la peculiaridad de que la inspectora Pieldelobo busca a un desaparecido al que, en realidad, nadie quiere que aparezca, al menos con vida. Susana explicó que el pilar de la novela es Marcela, todo lo demás está en función del personaje, su comportamiento es lo que más le interesa. En esta tercera novela está mejor que en las anteriores, donde se encontraba muy hundida, aunque sigue teniendo sus peculiaridades (“nadie es normal”) le van cicatrizando algunas heridas. Marcela se hace un nuevo tatuaje, pero ya no un cuervo monocromático en recuerdo de personas muertas, como antes, sino un pájaro azul inspirado en una leyenda oriental sobre la felicidad.

Carlos le preguntó por qué había elegido el mundo inmobiliario (“Susana siempre haciendo amigos”, indicó, ya que en las anteriores entregas había hecho aparecer al Opus Dei o a la izquierda abertzale) como ambiente de fondo. “Porque me cabrea mucho”, respondió ella; el derecho a la vivienda digna de la Constitución es papel mojado, se especula con el suelo, con las viviendas, con las hipotecas, y quería dar un puñetazo en la mesa, que es lo único que tiene a su alcance para tratar de influir. Hay en la novela algunos discursos en boca de los personajes que responden a ideas que Susana suele expresar ⸺otros no⸺, como que vivimos en una sociedad burguesa muy acomodada y mejor de lo que vivían nuestros padres ⸺y probablemente que nuestros hijos⸺, y solo queremos tranquilidad y no movilizarnos por nada, somos una sociedad domesticada.

Según explicó Carlos, el diseño de los personajes ⸺no solo de la protagonista, que también⸺ es muy interesante; hay algunos que nos caen muy mal al principio, pero luego conseguimos entenderlos. Susana dijo que los secundarios son importantísimos, sostienen al protagonista y a la trama, y no pueden describirse de un brochazo, como malos malísimos o buenos buenísimos, tienen que tener la complejidad de cualquier persona real y evolucionar con los acontecimientos. Carlos dijo que las novelas de Susana cada vez son menos trepidantes y adictivas, que es lo que se lleva hoy, historias que se olvidan tan rápido como se leen, sino que están mejor trabajadas literariamente; tienen un ritmo más japonés, más pausado, más paciente, lo que es muy de agradecer. Susana explicó que ella es lo que lee, lee mucho y de todo (ahora también audiolee, que le ayuda a aprovechar mejor el tiempo), incluyendo la literatura japonesa que descubrió por recomendación de Carlos, y de todo aprende, y cada vez intenta más cuidar la narrativa, saber contar bien, respetar al lector y ofrecerle lo mejor de lo que sea capaz. Por eso, además de una trama criminal, incluye reflexiones sobre cosas importantes de la vida, como la amistad… o la gastronomía (aparece en la novela un muy recomendable restaurante de Barcelona que Carlos y Susana visitaron juntos y que se describe tal cual es).

Susana contó que está ya trabajando en la cuarta novela con Marcela Pieldelobo ⸺preguntada cómo le cunde tanto el tiempo, presumió de ser muy eficaz y aprovecharlo muy bien⸺, no sabe cuántas más habrá, pero todavía no puede adelantar nada ya que solo tiene un inicio.

La última pregunta de Carlos, la que plantea siempre a sus alumnos de escritura al tratar sobre cómo crear un personaje, y que en realidad son cuatro preguntas, fue: ¿Qué quiere Marcela? ¿Qué es lo que desea realmente? ¿Cuál es su mayor miedo? ¿Cuál es su mayor temor? Susana respondió: a) Quiere hacer justicia a las víctimas, a este lado de la ley o al otro; b) Que el culpable esté muerto; c) Que la engañen, que la abandonen, que la hieran sentimentalmente; d) Quedarse sola.

Ficha:

Mejor muerto

Susana Rodríguez Lezaun

HarperCollins, 2024

ISBN: 9788410021310

336 páginas, 15,5 x 23 cm, tapa blanda

Sinopsis:

 

Francisco Sarasola, un importante promotor inmobiliario de Pamplona, ha desaparecido sin dejar rastro. Horas después de la denuncia, la familia recibe un mensaje en el que puede verse al empresario malherido en el suelo. Exigen un millón de euros a cambio de su vida. Pocos días después, el subdirector de la empresa se esfuma y la joven amante del empresario es encontrada muerta en los lavabos de la estación de tren.

Sarasola es un hombre difícil, acostumbrado a hacer su voluntad sin preocuparse de las consecuencias de sus actos. Durante la investigación, Pieldelobo encuentra una familia poco apenada: un hijo ansioso por hacerse con las riendas de la empresa; otro débil, controlado por su joven esposa, y un tercero que apenas es un muchacho asustado. La primera esposa lo odia abiertamente, y la segunda, devota del tarot, lo teme y se esfuerza por complacerlo para evitar su ira. Chantaje y extorsión, amenazas y violencia, odios enraizados que los asfixian y les impiden avanzar. La familia Sarasola sabe que su obligación es colaborar en la búsqueda de Francisco, pero es tan fácil vivir sin él…

Al mismo tiempo, Marcela sigue lidiando con sus propios fantasmas, sus miedos y sus dudas. Tajante y decidida en lo profesional, sarcástica y dubitativa en lo personal y experta en ponerse zancadillas a sí misma, aprenderá, sin embargo, que los tiempos de crisis tejen extrañas alianzas.

 

©Artículo: Miguel Izu, 2024.

Visitas: 118

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies