Nunca caminarás sola por Beckett & Hawk

NUNCA CAMINARÁS SOLA

 

Tengo que hablar de un twitt que me ha dado que pensar. Creo que es un twitt triste, casi diría amargo. Un twitt que refleja muy a las claras que pasa por la mente del escritor o la escritora que intenta hacerse un hueco en un país como el nuestro, un país donde parece que hay más escritores que lectores, donde te encuentras completamente solo, donde parece que nadie te ayuda, donde la lucha contra los molinos de viento se ha convertido en una forma de vida.

 

El twitt dice:

@AraRufo

“No es que le importe a nadie, pero ahora mismo, en este momento, creo que es muy probable que no vuelva a publicar nada. Nunca. No a escribir, eso seguiré haciéndolo para mí, pero llega un momento en que la vida te deja claro que no vas a ninguna parte. Ha sido un placer.”

 

Arantxa es una escritora de raza, de esas que lleva la literatura por montera, de esas que nacieron para escribir y que ha marcado su vida a golpe de letras impresas. Pues, como ella misma dice, escribe desde que puede recordar. Arantxa es una escritora que lleva sobre sus espaldas libros como “Sangre en las manos” “En el punto de mira” y “Zed está muerto”. Una escritora que trata bien el lenguaje y que acaba siempre sorprendiéndote. Por eso, y por mucho más, siento una especie de vacío. Porque yo también he pensado como ella, yo también he pensado en mandarlo todo a… paseo. Porque el mundo del libro se ha convertido en una especie de zona reservada para unos cuantos, una fiesta donde solo estás invitado si tienes un pase, una cena de gala donde solo tienes seguro las migajas que otros dejan.

Porque como ella, pienso que tanto esfuerzo es inútil, es desesperante y también empieza a afectarme muy adentro. Porque estoy enfadado contra un mundo editorial que no tiene ni idea de lo que publica y que olvida su labor literaria a fuerza de publicar basura comestible. Porque estoy enfadado con esos festivales donde solo van los mismos y que ya no interesan a nadie. Porque estoy enfadado con esos lectores que se dejan manipular por la publicidad machacona de los best sellers y que se han convertido en auténticos devoradores de hamburguesas de carne indeterminada y picada, donde solo saben hablar de Carmen Mola o J. D. Baker y su atragantado Cuarto mono.

Pero sabes una cosa Arantxa, me da igual. Mi vida como la tuya es escribir y lo voy a seguir haciendo, me da igual que me publiquen o no, me da igual si me leen o no. Escribo como algo vital, escribo porque soy escritor, porque nací escritor y porque necesito expresar mis historias, mis pensamientos. Porque la literatura es mi vida y es mi pasión.

Por eso Arantxa, sigue adelante, no pares, porque sabes que no estás sola, que somos muchos los que caminamos contigo, somos muchos los que te seguiremos leyendo y porque nosotros somos muchos y ellos son pocos y cobardes… muy cobardes.

 

Querida Arantxa te robo la frase:

“El escritor nace, no se hace; es una cuestión de ser o no ser”. Ana Mª Matute

 

En esta revista tienes tu casa. En esta revista lucharemos por gente como tú. Porque todos tenemos un poquito de Arantxa Rufo en nuestro interior.

 

©Artículo: Beckett & Hawk, 2021.

Impactos: 110

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies