Entrevista a Graziella Moreno por Beckett & Hawk

Graziella Moreno se acercó a la realidad con Invisibles, ahora nosotros queremos conocer su realidad y Graziella amablemente nos contestó. Tenemos pendiente una entrevista personal, pero las agendas son complicadas. Lo conseguiremos, de momento, aquí tenéis un adelanto.

 

  • Solo Novela Negra – Es casi una obligación por nuestra parte preguntarle ¿Ser jueza le ha influido en su decisión de escribir novela negra?

 

  • Graziella Moreno – Diría que no. De niña escribía relatos y novelas, policíacas y de terror, lo que tenía mucho que ver con mis lecturas. Ser jueza me da el privilegio de tratar con personas y de ver de lo que somos capaces. Desde luego, es un buen abono para mis textos, pero primero fue la literatura y luego el derecho.

 

  • SNN – Nosotros comparamos la novela policíaca con la ley y la novela negra con la justicia. A Veces hay justicia al margen de la ley. ¿Nos gustaría saber qué opina usted? ¿Está usted de acuerdo?

 

  • GM – Creo que son conceptos diferentes. La novela policíaca es más de investigación pura y dura, de saber quién ha cometido el crimen y del proceso deductivo. La novela negra es una novela social, que expone, dibuja la sociedad y las miserias del ser humano; habla más de causas que de consecuencias, porque éstas ya las conocemos, pero queremos saber qué es lo que hay en la mente del asesino, del agresor, del mafioso, qué es lo que estamos haciendo como sociedad y en qué nos estamos equivocando. La justicia fuera de la ley es venganza.

 

  • SNN – Joel Dicker dijo “Todo el mundo sabe escribir, pero no todo el mundo es escritor” ¿Qué significa para usted escribir? ¿Qué busca en el fondo del papel?

 

  • GM – No concibo vivir sin escribir. Para mí supone expresar emociones, poner de manifiesto las conductas de los seres humanos al lector para removerle por dentro y hacerle pensar. Como todos los escritores, soy lectora antes que nada y busco historias que me hagan reflexionar.

 

  • SNN – ¿Cómo descubrió por primera vez que quería ser escritora?

 

  • GM – A los doce años ya escribía esas novelas de detectives ingleses que quedaron en nada, así como cuentos de terror. Podría decir que desde siempre, aunque el camino ha sido largo.

 

 

  • SNN – Háblenos de Invisibles.

 

  •         GM – Es una novela que habla de las personas que desaparecen y nadie parece    echar de  menos. El objetivo no es otro que mostrar el drama de aquéllos a los que nadie busca y que ni siquiera interesa si están vivos o muertos. La angustia de los familiares, la impotencia de los que intentan encontrarlos y se quedan sin pistas; es algo que sucede todos los días y quería darle visibilidad. También he querido hablar de la soledad, de lo importante que es la infancia, de la solidaridad, de la empatía. Los protagonistas, Sara, Simón y Pablo, están marcados por su pasado y se lanzan a la búsqueda de cinco mujeres desparecidas en Barcelona, sin nada en común que justifique esa ausencia, y cada uno lo hace con sus motivos, por sentirse útiles, por redimirse. Está inspirada en hechos que conozco por mi profesión de juez y en experiencias personales. De hecho es una novela que empezó a gestarse en 2010 y que no he publicado hasta ahora.

 

  • SNN – Es una novela basada en hechos reales, ¿Ese hecho le ha obligado a cambiar su estilo a la hora de escribir?

 

  • GM – No creo haber cambiado el estilo por tratarse de hechos reales. Mi intención al escribirla era no solo no solo acercarme al lector, sino introducirlo en la novela, que estuviese junto a Sara, Pablo y Simón, que les escuchase hablar, que espiase sus gestos. Para conseguirlo he usado un estilo más directo que en otras de mis novelas.

 

  • SNN – ¿La vida supera siempre a la ficción?

 

  • GM – Desde luego que sí. Siempre digo que mi ficción es la realidad.

 

  • SNN – Pero volviendo a Invisibles es un libro que ha funcionado muy bien, ¿ha conseguido lo que esperaba?

 

  • GM – En los clubs de lectura o en los encuentros con los lectores, te comentan que han quedado capturados por la novela, que les ha gustado, que han sufrido con los personajes, e incluso se han sentido identificados con algunos de ellos o con lo que les sucede. Esa es mi recompensa.

 

    “Siempre digo que mi ficción es la realidad”

 

  • SNN – ¿No hay algo de tristeza cuando alguien desaparece y no hay respuestas? ¿No hay un sabor a derrota?

 

  • GM – Mucha tristeza y sobre todo impotencia. Es un duelo eterno porque las familias no pueden cerrarlo nunca. Algo que te comentan muchas veces, es que no saben si tienen que llevarles flores o a dónde tienen que hacerlo. Ellos no se rinden nunca porque no pueden permitirse el lujo de hacerlo. Y es impotencia por no tener respuestas.

 

  • SNN – La novela negra nos ayuda a desvelar el bien y el mal en el alma humana. Solo por eso ¿No cree que la novela negra debería tener más presencia en nuestra literatura y no ser considerada como un género menor?

 

  • GM – Creo que poco a poco esa consideración de género menor va desapareciendo. De hecho, hay muchos autores que nunca han explorado el género y lo están haciendo. A los que dicen que es sencillo escribir una novela negra les diría que prueben, verán que no es tan fácil, y más, si quieres conseguir algo de calidad. Hablamos del ser humano, de sus miserias y sus grandezas y de eso, no escapa nadie.

 

  • SNN  En la revista tenemos un hashtag que es #SNNFrasesnegras, ¿Nos regala una?

 

  • GM – La maldad no descansa.

 

Calidad literaria, pero sobre todo humana, gracias Graziella.

 

©Entrevista: Beckett & Hawk, 2019.

Impactos: 382

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies