Dashiell Hammett, el hombre delgado por Beckett & Hawk

Hoy es un buen momento para hablar de Dashiell Hammett. Se cumplen 125 años de su nacimiento (1894-2019), una fecha que se ha de bordar en letras de oro. Porque Hammett es alguien importante dentro de la novela negra, Hammett es uno de los padres de este género que todo irreverente amante de los libros tiene que subir a los altares. Podemos decir, sin temor a equivocarnos que, con él, y con alguno más cuyo nombre no quiero decir (Chandler), empezó todo.

Hammett derribó la puerta de la novela negra a patadas, creó estilo, una forma de escribir y de explicar el alma negra de la sociedad que le envolvía, rescató a personajes con cara y ojos, enfundados en una personalidad a prueba de bombas. Como no recordar sus libros como “Cosecha roja”, “La llave de cristal” “El hombre delgado”, “El agente de la continental” y “El halcón maltés”, ese increíble Sam Spade que Bogart lo llevó hasta el paraíso de los que huyen del infierno más profundo.

Hammett no lo tuvo fácil, la vida no le regaló nada, la tuberculosis, el alcohol, la guerra y su vida amorosa forjaron una historia vital que le marcaría para siempre. Hicieron de él un escritor lleno de heridas que curar. Se afilió al partido comunista americano y fue investigado por el Comité de actividades antinorteamericanas. Pisó todos los charcos de esa época. Era un tipo diferente, un tipo sin miedo y con las ideas muy claras. Todas esas experiencias marcaron su paso por este mundo y por la literatura. Su personalidad y su carácter se pueden ver desde las primeras líneas que uno es capaz de leer. Ah, se me olvidaba… también fue detective de la famosa oficina Pinkerton. Experiencia que sin duda le valdría para lanzarse sin salvavidas a ese mar profundo que es la novela negra.

Los libros de Hammett forman parte del ideario personal de cualquier lector amante de nuestro género, tienen la obligación de explicar de dónde venimos y hacia donde no queremos ir. Sus libros marcan una época porque son reflejo de la historia, de una edad y de un tiempo. Pero también tiene ese tinte que le hace universal y que es digno de explicar en cualquier clase de literatura junto a esos escritores tan rimbombantes e importantes. Porque, queridos amigos, no tengamos complejos, en nuestro equipo juegan gente como Chandler y Hammett, auténticos genios con carné y de gatillo fácil.

Hablar de Hammett es hablar de novela negra con un tipo delgado en el peor de los tugurios mientras este sonríe y te paga las copas. Pero la manera más directa de hablar de él es leer sus libros, una manera como otra de entender que somos afortunados al formar parte de un club donde no existe derecho de admisión.

 

Artículo: © Beckett & Hawk, 2019.

Impactos: 58

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies