Unos pájaros de cuidado por Alejandro Moreno

No me avergüenzo de admitir que hasta hace un año no sabía de qué iba la novela El halcón maltés. La conocía de oídas, pero pensaba que se enmarcaba en el género de aventuras, con un protagonista que le daba nombre a la novela y que era una especie de ladrón/aventurero. Mi imaginación mezcló lo poco que sabía del personaje de Corto Maltés y el de la película El gran Halcón, una que protagonizó Bruce Willis allá por la década de los noventa en la que daba vida a un ladrón. Todo mal, no di ni una. Resultó que El halcón maltés era una valiosa figura del pájaro en cuestión que en la trama de la novela es buscada por otro pájaro de cuidado, el detective privado Sam Spade, creado por el mayor pájaro de todos: el escritor Dashiell Hammett.

Antes de que nadie se me tire al cuello, quiero aclarar a qué me refiero con el término “pájaro”. Para eso voy a echar mano de la Real Academia de la Lengua Española. Para el primero de los tres pájaros que comento podemos usar la primera definición: “Ave, especialmente si es pequeña”. Para el segundo vayamos a la segunda definición: “Persona astuta y con muy pocos escrúpulos”. Y para el tercero tenemos que irnos hasta la séptima definición: “Hombre que sobresale o es especialista en una materia, particularmente en las de política.”. Aclarado este punto, centrémonos en el asunto principal.

Vayamos del pájaro más grande al más pequeño.

Dashiell Hammett fue el pájaro que empezó todo esto que conocemos como novela negra. Tal vez no fuera el mejor, pero sí el primero que dio con la tecla. Ya lo dijo el jefe en este artículo que publicó en la revista: Dashiell Hammett, el hombre delgado (https://www.solonovelanegra.es/dashiell-hammett-el-hombre-delgado-por-beckett-hawk/). Del artículo hay una frase con la que me quedo y que, según lo que he leído, resume a la perfección quién era Hammett: “Era un tipo diferente, un tipo sin miedo y con las ideas muy claras”. Su salud, su manera de ver la vida, sus ideas políticas y su experiencia como detective privado fue lo que dio forma a todas las historias que creó. Y El halcón maltés fue una de ellas, no sé si la mejor porque es la única que he leído hasta ahora, pero si la primera en la que apareció uno de sus personajes más conocidos y que marcó tendencia en el mundo negrocriminal: Sam Spade, menudo pájaro.

Y es que Sam Spade es un pájaro de los buenos. Un detective cínico, duro y con una idea muy particular de lo que es la justicia. Si te suenan estos atributos es porque de él han derivado muchos otros detectives de sombrero y gabardina. De hecho, todos vienen de él. Incluso el gran Philip Marlowe creado por el otro grande de la novela negra Raymond Chandler. Y si intentas ponerle cara muy probablemente te pase como a mí: una vez que descubrí que había sido interpretado por Humphrey Bogard en la adaptación cinematográfica de la novela, no pude imaginármelo con otro rostro. Bogart también interpretó a Marlowe en otra película. Así que podríamos decir que el detective clásico de la novela negra tiene cara de Bogart. Lo mejor de Spade, en mi opinión, son sus irónicos comentarios y algunas de las conversaciones que tiene con otros personajes. Su físico es lo de menos.

Y, por último, hablemos del pájaro protagonista. Hablemos de El halcón maltés.

Me decidí a leer la novela tras publicar en mi blog un artículo en el que le preguntaba a varios escritores de género negro y criminal cuál era para ellos la mejor novela negra (https://alejandromorenosanchez.com/mejor-novela-negra/). Dos escritoras, Arantxa Rufo y Cris Mandarica, dijeron que para ellas era El halcón maltés. Y como me fio de ellas y de su criterio, decidí darle una oportunidad a la novela.

La trama de la novela cuenta como unos cuantos individuos andan tras la búsqueda de El halcón maltés, una figura de un halcón con piedras preciosas incrustadas que los caballeros de la Orden de Malta regalaron al emperador Carlos V en 1530. Sam Spade es un detective de la ciudad californiana de San Francisco que recibe el encargo de encontrar la estatuilla, pero como pasa siempre en la vida, no todo es lo que parece.

La novela me gustó. A parte de la historia en sí, me sorprendió el estilo del autor. No había leído nada de él (ni de esa época de la novela negra) y al principio me costó meterme en tanta descripción de cada gesto de los personajes. Me pareció un estilo muy cinematográfico. Hammett usa un vocabulario coloquial, sencillo; digamos que no es un estilo muy literario. Pero es que la historia no lo necesita.

Lo mejor, sin duda, son los diálogos, sobre todo en los que participa Sam Spade. Me atrapó el modo en el que retrata el autor a la sociedad de la época y cómo funcionaba en aquellos años el oficio del detective. Los cinco o seis personajes que acompañan a Spade en la historia son de lo más variopinto y hay de toda clase. No puede faltar la femme fatal, el gran jefe, sus esbirros y una colección de pillos y buscavidas.

No es que tenga mucha acción, va poco a poco y puede que al principio se haga un poco densa. En el tramo final es donde la cosa se acelera y todos los misterios se van resolviendo. En mi opinión, el último tramo de la novela tiene su parte previsible, y también sus sorpresas. Pero como en todo, lo importante es el viaje, no el final.

Para ser una novela escrita hace casi 90 años, que marcó los inicios de lo que conocemos como novela negra y que no tenía nada en qué fijarse, creo que tiene un nivel muy alto para las exigencias de los lectores de hoy.

Ha sido la primera vez que me he acercado a una novela negra de la época clásica. La primera vez que leo a Hammett y la primera vez que sigo los pasos de Spade. Y tengo claro que no será la última para ninguna de las tres. No sé si es lo que me esperaba, pero estos tres pájaros me han ganado y creo que volveré a acurrucarme debajo de sus alas.

 

©Artículo: Alejandro Moreno, 2019.

Impactos: 138

1 pensamiento sobre “Unos pájaros de cuidado por Alejandro Moreno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies