Concurso Homenaje a los clásicos, El caso de la rubia platino por José Luis Romero

Extracto del relato presentado por José Luis Romero para el Concurso Homenaje a los clásicos

El caso de la rubia platino

 

Leandro Ortega era el típico pez gordo al que uno detesta en cuanto abre el pico. Corpulento, cejas pobladas, cara de bulldog y traje hecho a medida. Levantó la mirada de la mesa llena de papeles, como si hasta mi llegada hubiera estado muy ocupado, dejó en el cenicero el puro que humeaba entre sus dedos y me observó como si en su despacho hubiera entrado un perro sarnoso.

—Tiene cinco minutos para convencerme de que es mi hombre —dijo.

Miré la silla que tenía delante y alrededor de sus ojos comenzaron a dibujarse unas arruguillas.

—Me envía Simón Grancha, soy Conrado, el detective.

—¡Ya sé quién es usted! ¡Cuénteme algo que no sepa!

—¿Algo como qué?

Cogió de nuevo el puro, lo mordió y se reclinó en el butacón.

—La naturaleza del asunto es delicada y me gusta saber a quién contrato. Dejó la policía, ¿puede explicarme el motivo?

—Solo necesita saber que estoy limpio, que resuelvo todos los encargos y que si necesitara confesión, acudiría a un sacerdote. Aparte de eso, soy una tumba. Supongo que es lo que quería oír.

—Vaya, vaya. —Señaló con el puro la silla y me acomodé—. Tiene huevos, Conrado, y eso me gusta. Hacía siglos que nadie me soltaba una bofetada de ese tipo.

—Me hago una idea —dije mientras repasaba los solemnes cuadros que poblaban las paredes del despacho—. Tengo entendido que lo chantajean.

—Directo al grano, ¿eh? Mejor así, a mí tampoco me gusta perder el tiempo.

Leandro Ortega sacó un sobre marrón de debajo de los papeles diseminados por la mesa y me lo lanzó. Saqué un puñado de fotografías de su interior. Una mujer joven, con el cabello rubio platino, en diferentes poses sexuales con un hombre. Las imágenes tenían buena calidad.

—¿Su hija?

El pez gordo soltó una densa bocanada de humo y me observó ceñudo, con mirada calculadora.

—Es Katy, mi mujer. No me sorprende; la verdad es que lo sospechaba desde hacía algún tiempo. Es joven e incapaz de tomar decisiones acertadas. Sé que se casó conmigo por interés y que no me ama. Pero si esas fotografías se hicieran públicas, no solo sería una vergüenza para mí. ¡Me hundirían!

 

(Continuará)

 

©Concurso Homenaje a los Clásicos: José Luis Romero para Solo Novela Negra, 2021.

Impactos: 136

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies