Te lo advertí

TE LO ADVERTÍ, por Anxo do Rego

 

¡Mañana tenemos fiesta en casa! —señaló imperativamente Julia—. Tras unos segundos dije en idéntico tono, ¡te recuerdo la promesa hecha en la fiesta anterior! Guardó silencio.

A las seis de la tarde comenzaron a llegar sus amigos, en ese instante y como en otras ocasiones, me refugié en el estudio de la última planta, para aislarme de los ruidos, risas y música. Las nubes que aparecieron obligó a los asistentes a inundar el salón y abandonar la terraza.

A las once de la noche, cansado, opté por bajar. La encontré sentada conversando animadamente. Me acerqué y la grité —me marcho, no aguanto tanto ruido— Mejor para ti, escuché de sus labios.

Antes de subir al coche, me acerqué al sistema de refrigeración, puse la ampolla que compré en Japón en el filtro del aire y me marché.

En la habitación del hotel donde me refugié, mientras desayunaba encendí el televisor y escuché: La policía sospecha que los asistentes a la fiesta de Julia Mínguez murieron por aspirar gas sarín.

Del Texto © Anxo do Rego  – Todos los derechos reservados

De la publicación ©   Solo Novela Negra – Todos los derechos reservados

Impactos: 41

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies