La noche buena


Notice: Trying to get property 'post_excerpt' of non-object in /home/solonovelanegraa/public_html/wp-content/themes/covernews-pro/inc/hooks/blocks/block-post-header.php on line 42

MARÍA ÁNGELES PEYRÓ JIMÉNEZ|Madrid

No te sorprendes por el timbre, me esperabas justo hoy, a esta hora. Y sabes por qué vine. Has preferido que lo hablemos en persona. Estas cosas solo se tratan cara a cara. Nada de mensajes, ni correos, ni Messenger. Todo de palabra, el resto quizá pueda rastrearse. No acabas de fiarte de que borre las conversaciones, soy nueva en esto.

Hoy nuestras dudas quedarán resueltas. Tú sabrás que quiero hacerlo, y yo que me ayudarás.

Tienes una casa acogedora, no parece el refugio de un lobo. No hay siquiera una habitación cerrada, como en Barba Azul. De hecho las paredes son de un suave amarillo y las puertas están lacadas en blanco. Hay visillos en las ventanas, muy finos, y flotan motas de polvo en los haces de luz, pequeñísimas partículas doradas que adornan los muebles.

Me miras interrogativo, como dudando si debes saludarme con los dos besos de rigor. No te decides, los segundos parecen caer de un reloj. Al final preguntas si quiero tomar algo, aunque yo sé que no esperas una respuesta sino recoger los segundos antes de que se amontonen demasiado.

Me invitas a sentarme. Retiras el ordenador y algunos papeles con los que debías haber estado trabajando. Te sientas enfrente. La mesa no es muy ancha y pones especial cuidado en no rozarme por debajo con los pies. Sacas una hoja de un paquete de folios a tu derecha y te pones directamente a escribir. No, no me habías explicado que para matarle había que hacer un croquis, o tomar notas, o lo que sea que estés haciendo. Me miras fijamente, sé que piensas que soy una ingenua. Haces un mohín de resignación y luego me explicas que para estas cosas siempre es mejor que no quede rastro. Lo único que no deja rastro es un papel quemado.

Apuntas: Objetivo. Fechas posibles. Cómo. Y cuál sería mi coartada. Y otra para ti, por si acaso. Una pulcra raya al lado de cada ítem.

El objetivo está claro. Un punto menos.

¿Cuándo? Abres tu móvil por el calendario y señalas el mío. Yo también consulto mi agenda. Hablamos. Será justo después de Navidad.

Hay algo eléctrico en el ambiente. Un asombro casi palpable por lo que va a ocurrir en un tiempo tan próximo, y porque estemos aquí planeándolo, en un día normal y en un salón hermoso que asiste impertérrito a los peores planes sin contaminarse ni oscurecerse.

Me lees el pensamiento para recordarme que a realidad no es como las películas, ni hay música de situación.

El cómo hacerlo es lo más complicado. Hay varias posibilidades, algunas truculentas, pero tratándose de matar es difícil esquivar esas opciones.

La cabeza me da vueltas.

Es importante que parezca un robo, dices. El dinero lo es todo.

La ausencia de móvil será nuestra mejor coartada: ni tú ni yo necesitamos pasta.

Te pones muy serio, de pronto. Dices Esto es serio, mi amor, no quiero acabar en la puta cárcel, ni quiero que acabes tú. La cárcel es un sitio muy real, es lo que pasará si algo sale mal.

Asiento en silencio.

Tú resumes en voz alta. Pero debes preguntármelo de nuevo: ¿Estás segura de que quieres que matemos a tu marido?

—¡Te odio, me has cortado el rollo con lo de la puta cárcel!

Ya no puedo aguantar la risa y jugueteo traviesa con el papelito que escribiste. ¡Vaya ocurrencia! Me agarras la mano para que lo suelte. Tu sonrisa promete maldades como las de los lobos de los cuentos y a mí me encanta tu dentadura.

—Y además se te ha escapado lo de amor, pero mola —le digo.

Sueltas una carcajada. Estás descalzo, trepando mis piernas.

—¿Qué tal si jugamos a que yo soy Papá Noel y tú una niña buena? —dices con la mirada sucia— Y me cantas la Marimorena.

—De acuerdo —me río—, pero mejor dejamos a mi marido fuera de los jueguecitos, ¿vale? Prefiero que tenga una noche de paz.

 

Texto © María Ángeles Peyró Jiménez- Todos los derechos reservados

Publicación ©  Solo Novela Negra – Todos los derechos reservados

 

Impactos: 45

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies