JUSTICIA Y LEY ¿Qué diferencia existe entre la novela policial y la novela negra? por Beckett & Hawk

Cada vez que me hacen esa pregunta siento una especie de cosquilleo en el estómago. Creo que nadie sabe en realidad la diferencia, creo que después de ver los libros publicados y las políticas de algunas editoriales he llegado a la conclusión que no tienen ni idea. Me pongo un blues, me tomo un  bourbon.

Yo lo tengo muy claro. Es la misma diferencia que existe entre la JUSTICIA Y LA LEY. La novela negra es la justicia,  es ese mundo paralelo al orden legal donde lo único que importa es el final, donde el camino es un mero trámite hacia el todo o hacia el vacío,  donde nada es perfecto, donde no hay diferencias, donde todo se mezcla, donde el bueno no es tan bueno y el malo puede oler a colonia cara y ayudar a una abuelita a cruzar la carretera.

La novela negra es tierra de perdedores, de fracasos, de críticas, pero también de esperanza, porque al final del camino siempre hay la certeza que existe alguien que pese a quien pese convertirá la realidad en algo justo o al menos en algo que nos llevará al equilibrio entre el bien y el mal. La novela negra es un repaso filosófico al triste mundo que nos rodea.

 

 

La novela policíaca es la ley, el orden, es aquel sitio donde todo el mundo juega con camiseta y dorsal, es la biblia en verso. Es aquel sitio donde el purgatorio no existe entre el cielo y el infierno. La novela policíaca es el lugar donde el peso de la ley ladra como un dóberman cuando olfatea el delito, la novela policial es un buen jazz en un bar de cócteles. Mientras, la novela negra es un blues, en una mala barra de un mal bar, en un mal día ante una copa de vidrio gastado.

La novela policíaca es esa reluciente placa de alguien que sabe a lo que juega y que siente esa especie de inspiración divina que hace que no tenga complejos de ningún tipo. Es esa inspiración que uno siente cuando sabe que va a ganar un partido de calle, aunque el contrario haga trampas.

La novela negra siempre gana en el último minuto y de penalti injusto.

La novela policíaca es el despacho de un psicólogo, la novela negra es el diván de un psicoanalista. Y yo tumbado en él.

¿Y el Thriller? Me diría algún listillo. El thriller es una tierra de nadie, donde tanto vale la justicia como la ley, donde no importa la meta, no importa el fin, ni el hecho moral ni ético del bien o el mal. Aquí lo único interesante es el camino, un camino lleno de dificultades que nos llevará siempre hacia algún sitio, es acción en busca de emoción, es una despedida de solter@s, es la caza de un queso que rueda cuesta abajo, es un concierto de AC/DC

Pero bueno, quizás otro día hable un poco más…  suena Mudy Waters I Am The blues. Aún me queda un trago en mi copa de bourbon y hoy tengo cita con mi psicoanalista.

Artículo: © J. A. Beckett (Redactor jefe) y Daniel L. Hawk (Director), 2019.

 

Impactos: 171

2 pensamientos sobre “JUSTICIA Y LEY ¿Qué diferencia existe entre la novela policial y la novela negra? por Beckett & Hawk

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies