Entrevista a Víctor del Árbol por Beckett & Hawk

Solo Novela Negra se viste de gala para abrirle las puertas a Víctor del Árbol. ¿Quién no puede conocer a Víctor Del Árbol? Es un escritor diferente, un escritor de sensaciones que sabe llegar cuando más lo necesitas, que sabe hacer arquitectura con las palabras y que es capaz de despertar el alma más apagada. Hoy nos acercamos a la persona y al escritor con la certeza de que nunca nos defraudará.

 

  • Solo Novela Negra – Dijo Bernard Shaw que “La vida no trata de encontrarse a uno mismo, sino de crearse a uno mismo”. ¿La literatura le ha servido para descubrir a un Víctor Del Árbol diferente?

 

  • Víctor del Árbol – Sobre todo para confirmar la intuición de que podía ser otra persona. Los humanos somos seres narrativos, necesitamos contar para ser, utilizar las palabras para crear la realidad. Pero al hacerlo a menudo convertimos en relato lo que sentimos, percibimos y vemos, y eso implica, paradójicamente, que nos alejamos de esa verdad que buscamos. Ahora sé que no todo puede ser comprendido, ni siquiera explicado. Pero esa limitación también me ha liberado.

 

  • SNN – Las historias que uno cuenta son el alma de los libros, ¿de dónde nacen sus historias? ¿Del todo que nos rodea o de la nada que nos habita?

 

  • VdA – Observo las cosas y veo cómo se repliegan y se expanden, oigo a las personas hablar y siento el timbre de su voz, los silencios, las dudas. En todo lo que nos rodea hay una historia, y también la hay en todo lo que está en nuestra periferia. Como un buen libro, cualquier realidad tiene muchas capas. Yo me imagino como un minero que quiere alcanzar el centro del misterio.

 

  • SNN – Viendo su trayectoria como escritor hay una palabra que no podemos ocultar: éxito, pero ¿Qué es el éxito para usted?

 

  • VdA – Cada vez que siento esa fuga entre mi sentimiento o mi pensamiento y la transcripción al texto me doy cuenta de mis limitaciones como narrador. Hacer ese camino más corto, más directo, ya es una pequeña victoria. Tal vez el éxito sea dejar de buscar la notoriedad y concentrarse en la magia que operan las palabras, un buen texto, una imagen exacta. Una historia escrita sin traiciones.

 

Observo las cosas y veo cómo se repliegan y se expanden, oigo a las personas hablar y siento el timbre de su voz, los silencios, las dudas. En todo lo que nos rodea hay una historia, y también la hay en todo lo que está en nuestra periferia.

 

  • SNN – Sus personajes sin duda están marcados por la vida, ¿estar marcado por la vida es una razón para escribir, es una razón para huir? ¿Nos hace mejores escritores?

 

  • VdA – Yo he pasado buena parte de mi vida levantando muros con frases y más frases, tratando de entender, de explicarme y de explicar a través del artificio narrativo. Esas máscaras sirven un tiempo, pero llegado el momento descubres la literatura de verdad, la que te dicta al oído lo vivido, lo deseado, y también lo perdido. Escuchar esa voz sin asustarse es una manera de aprender a ser escritor.

 

  • SNN – Como escritores creemos que cuando terminas un libro ya no te pertenece, ya forma parte de aquel que lo lee y de su propia experiencia ¿Está usted de acuerdo?

 

  • VdA – Totalmente. Aunque una parte será siempre mía (mis motivaciones seguirán reflejadas en mis libros), escribimos para otros, regalamos lo mejor que tenemos, ponemos al servicio de los demás nuestra capacidad de reflexión, de observación, nuestro esfuerzo. Y a cambio esperamos que ese libro nos trascienda, sea algo vivo y en permanente evolución para que nunca muera.

 

Tal vez el éxito sea dejar de buscar la notoriedad y concentrarse en la magia que operan las palabras, un buen texto, una imagen exacta. Una historia escrita sin traiciones.

 

  • SNN – Ser uno mismo en el mundo de la literatura es un lujo que no todos se pueden permitir ¿Es usted fiel a sí mismo en sus libros?

 

  • VdA – Lo soy hasta cuando me doy cuenta de que cedo a la autocensura, cuando la pretensión de intelectualidad mal entendida me hace emitir juicios que solo son prejuicios, incluso cuando me despojo como en esta entrevista. Siempre he creído que la libertad de leer nos hace mejores, y por tanto la libertad de escribir aquello que se desea es una batalla continua con uno mismo.

 

  • SNN – Solo Novela Negra, como indica nuestro nombre, habla de novela negra ¿Cómo se siente a usted cuando lo relacionan con este género?

 

  • VdA – Siento que tal vez habrá escritores que de verdad se ciñen al género que se sentirán molestos o desafiados. Y que los habrá que están conformes. En todo caso, por encima de todo somos narradores, contadores de historias que vindicamos el derecho a la fabulación, como aquellos juglares medievales que hacían viajar a los demás con sus cantares. Cuando yo afirmo que Faulkner es un escritor de novela negra, como lo puede ser Steinbeck, no hago una boutade. Es un homenaje y un reconocimiento al género.

 

  • SNN – “Antes de los años terribles” es su último libro, una historia dura ¿qué nos intenta decir en él? ¿qué podemos aprender?

 

  • VdA – Que no debemos doblar la rodilla ante aquellos que convierten el mundo en un infierno desde escritorios de caoba, que no podemos seguir cerrando los ojos ni encogiéndonos de hombros cada vez que alguien muere mirando un horizonte al otro lado del mar. Que somos niños que aprendieron a ser adultos, pero que no todos lo fuimos de la misma manera. Que si los Isaías Yoweri de este mundo fueron y son capaces de plantarle cara al horror, nosotros podemos hacerlo con ellos.

 

Cuando yo afirmo que Faulkner es un escritor de novela negra, como lo puede ser Steinbeck, no hago una boutade. Es un homenaje y un reconocimiento al género.

 

  • SNN – Su libro nos ha traído a la memoria “El corazón de las tinieblas “de Conrad, otra dura historia, lo que nos hace preguntarnos, ¿la fuerza siempre nace de la debilidad de los otros?

 

  • VdA – Esa es la fuerza de los cobardes. La verdadera fuerza humana está en la dignidad, y eso es lo que yo he encontrado al embarcarme en “Antes de los años terribles”. Dignidad para uno mismo y su familia. La verdadera fuerza no aparece luchando contra algo o contra alguien. La verdadera fuerza aparece cuando luchamos por alguien o por algo.

 

  • SNN En la revista tenemos un hashtag que es #SNNFrasesnegras, ¿Nos regala una?

 

  • VdA – “Los verdaderos héroes jamás lo son por propia voluntad”. #YosoyIsaíasYoweri

 

Víctor Del Árbol no es un escritor cualquiera, Víctor Del Árbol es parte del viento y como el viento no conoce ni le importan las fronteras. ÉL modela las palabras como el aire moldea la roca, él crea donde no hay nada, él hace que leer sea un lujo y que solo exista un precio… el seguir soñando que un mundo mejor es siempre posible. Gracias Víctor por lo que nos das y por lo que nos quitas.

 

Entrevista: © Beckett & Hawk, 2019.

Impactos: 284

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies