Entrevista a Luis Roso por Beckett & Hawk

    Es sin duda un lujo poder entrevistar a uno de los escritores que con más fuerza ha entrado en el panorama de la novela negra de este país. Después de su primer gran éxito “AGUACERO”, ahora tiene en las librerías “PRIMAVERA CRUEL”, un nuevo caso del inspector Trevejo.

 

 

  • Solo Novela negra – Nosotros conocemos al Luis Roso novelista, hemos leído sus libros, pero a la gente que todavía no te conoce ¿Cómo te definirías como escritor?

 

  • Luis Roso – Como escritor, intento sobre todo que mis novelas puedan ser leídas por todo tipo de público, desde el más exigente hasta el más casual, observando la sociedad que describo con cierto tono de ironía y humor, sin caer nunca en el absurdo.

 

  • SNN – Hablar de tu obra es hablar del inspector Ernesto Trevejo, ¿qué hay de Luis Roso en Trevejo?

 

  • LR – Yo diría que Trevejo es un poco yo llevado al extremo. Yo tengo un carácter a veces irónico y cáustico, pero mucho menos que Trevejo. Yo soy mucho más amable y moderado. Con Trevejo doy rienda suelta a mi yo más bestia.

 

  • SNN – Tus dos libros los sitúas en el contexto de un país sometido al negro y oscuro de la dictadura franquista ¿qué has visto en esta época que ha llamado a la puerta del escritor que llevas dentro?

 

  • LR – Supongo que el ambiente gris y complejo de la época me pareció demasiado interesante literariamente hablando para dejarlo pasar. Es una época cercana y sin embargo poco manejada literaria o cinematográficamente (los años 50 y 60 en España). Una época en la que podías encontrarte a Hemingway o a Orwell tomando una paella en Valencia. Imagínate.

 

  • SNN – Dicen que la novela negra es la que mejor analiza una sociedad ¿tú que piensas?

 

  • LR – Cualquier novela es al final un análisis de la sociedad, hasta la novela de amor o la erótica, si me apuras. La novela negra lo que hace es profundizar en los ambientes más sórdidos (el crimen, la corrupción, etc.) que otros géneros no tocan tanto. El problema es que a veces la novela negra peca por ejemplo del gusto por la sangre y el morbo, y se convierte en algo totalmente distinto a lo que eran en su origen las novelas de Chandler, por ejemplo, donde sí había un análisis de una época y una calidad literaria importantes.

 

  • SNN – Ningún escritor empieza a escribir de la nada, se suele decir que detrás de un escritor hay un lector ¿qué libros o autores de novela negra te han influenciado?

 

  • LR – Nunca hablo de influencias, porque si las tengo, no las conozco. En cuanto a autores u obras que me gustan citaría A sangre fría de Truman Capote, la saga de Bernie Gunther de Philip Kerr, o en España a Lorenzo Silva o Alicia Giménez Bartlett. Aunque no creo que haga nada ni remotamente parecido a lo que hacen ellos.

 

El problema es que a veces la novela negra peca por ejemplo del gusto por la sangre y el morbo, y se convierte en algo totalmente distinto a lo que eran en su origen las novelas de Chandler, por ejemplo, donde sí había un análisis de una época y una calidad literaria importantes.

 

  • SNN – Empiezas a ser conocido entre los lectores del género ¿Qué ha representado para ti el éxito editorial?

 

  • LR – Nada. Sigo trabajando en lo mismo de antes (profesor de Secundaria) y sigo amargado por no poder sacar tiempo suficiente para escribir. Para mí, el éxito sería ganarme la vida haciendo lo que me gusta. Como eso de momento sigue lejos de ocurrir, te diría que el “éxito” editorial no me ha traído ni un gramo de felicidad. Al revés: me ha generado muchas ansiedades y dudas. Si acaso, estoy contento por haber podido conocer a mucha gente interesante en los diversos festivales y presentaciones los que he acudido. Pero eso solo es un 1% de lo que supone haberme convertido en escritor. Hoy mi vida es poco más o menos igual de lo que lo era en 2015, antes de publicar nada.

 

 

  • SNN – ¿Te vas a mantener fiel a la fórmula que te ha dado un espacio en el mundo editorial o tienes pensado buscar nuevos caminos, nuevos proyectos?

 

  • LR – No lo sé. De momento estoy con otros proyectos, pero ni siquiera sé si seré capaz de terminar algo. Pero la saga Trevejo continuará, supongo que a medio plazo.

 

  • SNN – ¿Qué opinas del éxito de la novela negra en nuestro país? Un país al que le cuesta leer (y no queremos generalizar).

 

  • LR – La novela negra suele combinar el elemento de la investigación de un crimen (who-done-it) con la sociología o análisis de la sociedad que decíamos antes y además se la adereza a veces con elementos de thriller (persecuciones, tiroteos, etc.), por lo que es una fórmula ganadora, que casi siempre va a conseguir el favor del público. Yo por eso no creo que sea una moda pasajera, porque en realidad es un género que lleva actualizándose desde los años 30 del siglo pasado: lo que antes eran crímenes de la mafia son ahora crímenes relacionados con la corrupción, la trata de blancas, o hasta el crimen psicológico. ¡Si hasta un peso pesado de la intelectualidad como Umberto Eco escogió la fórmula de la novela negra para hablarnos de Aristóteles y de la Edad Media, y creo uno de los pocos clásicos de la literatura moderna!

 

Sigo trabajando en lo mismo de antes (profesor de Secundaria) y sigo amargado por no poder sacar tiempo suficiente para escribir. Para mí, el éxito sería ganarme la vida haciendo lo que me gusta. Como eso de momento sigue lejos de ocurrir, te diría que el “éxito” editorial no me ha traído ni un gramo de felicidad.

 

  • SNN – ¿Sufres el llamado “miedo a la hoja en blanco”?

 

  • LR – No. Al final esto es una cuestión de echarle horas. Lo que no sale una mañana saldrá la siguiente. Pero hay que poder estar sentado al escritorio. No se puede confiar en escribir nada que merezca la pena echándole un par de horas los fines de semana. Esto no funciona así. Hay que tomárselo como un sacrificio que casi nunca merece la pena.

 

  • SNN – En la revista tenemos un hashtag que es #SNNFrasesnegras, ¿Nos regalas una?

 

  • LR –  (Philip Kerr en Gris de Campaña)

 

—No me gustan los delincuentes que quebrantan las leyes.

— ¿De qué otra clase puede haberlos?

—De los que hacen las leyes.

  

 Queremos dar las gracias a Luis Roso todas las facilidades que nos ha dado para realizar esta entrevista, hemos de decir que detrás del hombre hay un gran escritor, alguien que sabe hacer literatura, y eso siempre se agradece.

 

Entrevista y redacción: © J. A. Beckett (Redactor Jefe) y Daniel L. Hawk (Director), 2019.

 

 

 

Impactos: 255

1 pensamiento sobre “Entrevista a Luis Roso por Beckett & Hawk

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies