Entrevista a Cristina Higueras por Beckett & Hawk

 

Si decimos Cristina Higueras tenemos que hablar de cine, teatro, radio y televisión. Y ahora tenemos que hablar de libros, porque Cristina Higueras además escribe y por lo que parece se encuentra cómoda en la novela negra. Para esta revista entrevistar a esta mujer es dar un paso adelante, es enfrentarse a la constancia que da el hacer las cosas bien. Pasen y vean, comienza la función. Con “EL ERROR DE CLARA ULMAN”.

Cristina Higueras quedó finalista del Premio Celsius a la mejor novela de ciencia ficción y fantasía publicada en castellano durante 2018.

 

 

  • Solo Novela Negra – Después de haber tenido éxito en el cine, teatro, televisión… ¿qué busca Cristina Higueras en la literatura, y más concretamente en la novela negra?

 

  • Cristina Higueras – Otro espacio de creación. Tal vez un terreno más amplio que cuando ejerzo mi faceta de actriz, porque cuando escribo no me limito a crear solo un personaje, sino muchos dentro de una historia que mi imaginación elabora. Cuando estoy sobre un escenario, o delante de una cámara, soy una pieza más del gran engranaje de una película, de un espectáculo teatral, o de una serie de televisión. Sin embargo, cuando escribo los márgenes creativos se extienden.

 

  • SNN – ¿Cuándo se dio cuenta que debajo de su piel se escondía una escritora?

 

  • CH – Ya hace muchos años, casi en mis comienzos, la editorial Espasa publicó un libro mío de humor: “Consuelito de la Ascensión”, basado en anécdotas que me sucedieron al principio de mi carrera y narrados a modo de novela picaresca. Luego ha habido un gran paréntesis, pues durante mucho tiempo mi labor de actriz, que compaginaba con la de productora teatral, me impidió dedicar todo el tiempo que necesitaba para escribir una novela. En los últimos años, en los que me he vuelto más selectiva a la hora de elegir proyectos, he encontrado ese tiempo, y la energía y concentración necesarias para volcarme en mi faceta literaria. Y, como no, la confianza de la editorial La Esfera de los Libros, con quien he publicado “El extraño del ayer” y “El error de Clara Ulman”.

 

  • SNN – Dijo Benjamin Franklin que, sin continuo crecimiento y perseverancia, palabras como mejora, logro y éxito no tienen significado. Díganos cuál es su secreto y como lo aplica a la hora de escribir.

 

  • CH – Para un creador, el caldo de cultivo del que va a surgir su obra es la experiencia vital. Siempre he procurado exprimir la vida al máximo: viajar, leer, conocer a fondo a las personas que me rodean con sus contradicciones, sus aristas… Antes de ponerme a escribir dedico bastante tiempo a documentarme sobre la materia que voy a desarrollar porque una novela, aunque lo que se cuente sea ficción, tiene que ser verosímil, y mucho más en el caso de “El error de Clara Ulman”, que se trata de un thriller científico. Después, elaboro una amplia escaleta con un planteamiento, un nudo y un desenlace y, por supuesto, trabajo a fondo los personajes. Cuando ya he hecho todo este trabajo previo, es cuando me pongo frente al ordenador a gestar detalladamente la historia.

 

  • SNN – Afortunadamente cada vez más mujeres escriben novela negra, hace poco entrevistamos a Alicia Giménez Bartlett una de las pioneras en este país. ¿Qué cree usted que aporta la mujer a la novela negra?

 

  • CH – Probablemente una perspectiva de género, imprescindible en el momento actual: personajes femeninos con entidad propia y no limitados a ser la comparsa del protagonista masculino.

 

Para un creador, el caldo de cultivo del que va a surgir su obra es la experiencia vital. Siempre he procurado exprimir la vida al máximo: viajar, leer, conocer a fondo a las personas que me rodean con sus contradicciones, sus aristas…

 

  • SNN – Supongo que su experiencia en otros campos como el teatro o el cine le habrán servido de ayuda en su faceta de escritora ¿En qué medida?

 

  • CH – Mi faceta de intérprete condiciona inevitablemente mi estilo a la hora de escribir. Elaboro mis personajes literarios con la misma técnica con la que preparo mis personajes como actriz. Y concibo primero la historia en imágenes para luego convertirlas en palabras. Supongo que por eso los lectores me dicen que mis novelas son muy visuales.

 

  • SNN – En sus libros nada es lo que parece ser ¿usted cree que en la vida tenemos que aplicar ese principio? Agatha Christie dijo que en la vida de todos siempre hay capítulos ocultos que se espera nunca sean conocidos.

 

  • CH – Me tienta mucho el lado más íntimo, oscuro, y profundo del ser humano, esa cara que, a veces, ni uno conoce de sí mismo. Por eso, en mis dos últimas novelas, “El extraño del ayer” y “El error de Clara Ulman”, el tema de la doble personalidad está presente, aunque de muy diferentes maneras.

 

  • SNN – ¿Dónde están los límites? Se pregunta la Doctora Clara Ulman. ¿Dónde están los suyos Cristina Higueras?

 

  • CH – Mis límites son casi tan amplios como los de Clara Ulman. Uno de los temas latentes es mi novela es como la Ciencia y sus avances han ido ampliando, a lo largo de la Historia y casi sin darnos cuenta, el límite de lo que consideramos moralmente aceptable. Tengo muy claro que no hay que tener miedo al progreso, porque todo lo que es posible, nos guste o no, se va a realizar, y la sociedad tendrá que asimilarlo, como lo ha hecho hasta ahora. Recordemos que cuestiones como la asignación de órganos cadavéricos para trasplantes o la fecundación in vitro fueron objeto, tan solo hace unas décadas, de serios debates morales y éticos, y que no se nos olvide tampoco que diversos sectores de la sociedad intentaron prohibir estos avances.  Sin embargo, hoy en día asumimos cuestiones como estas con total normalidad. Y además, con la perspectiva que da la distancia, nos damos cuenta de que han contribuido a mejorar la calidad de vida de muchas personas.

 

  • SNN – Escribir es algo emocional dijo Patricia Highsmith ¿traslada sus emociones al libro o utiliza más la razón?

 

  • CH – En absoluto lo considero incompatible. Por un lado, soy muy rigurosa para que todo en la trama cuadre y no queden cabos sueltos, porque en la novela negra es algo imprescindible. Esto es algo que requiere una gran dosis de racionalidad. Pero, por otra parte, mis personajes son profundamente humanos y tienen muchas debilidades, aunque algunos de ellos parezcan muy fuertes. Esa fragilidad es la que precisamente complica la trama enriqueciendo los conflictos. Y, además, tengo que reconocer que hay algo de mi en todos y cada uno de los personajes que protagonizan mis novelas.

 

Me tienta mucho el lado más íntimo, oscuro, y profundo del ser humano, esa cara que, a veces, ni uno conoce de sí mismo.

 

  • SNN – En el fondo los libros como la vida es un juego ¿va a seguir usted jugando? Díganos que sí, la vida es demasiado aburrida sin libros.

 

  • CH – Seguiré jugando en el escenario, delante de las cámaras y frente al ordenador creando historias y personajes. Espero no dejarlo nunca, porque ello me seguirá permitiendo hacer una trampa al destino y poder vivir muchas más vidas que únicamente la mía propia y eso hace que encuentre mucho más interesante mi paso por este mundo.

 

  • SNN En la revista tenemos un hashtag que es #SNNFrasesnegras. ¿Nos regala una?

 

  • Esta es la mía: “No hay límites, porque la moral es algo que ella decidió dejar atrás en su niñez”

 

Cristina Higueras es una de esas mujeres que tiene duende, tiene personalidad y tiene talento. Al verla ya sabes que conseguirá lo que se proponga, que tiene algo que la hace distinta y que ella como sus libros llegarán donde ellos quieran llegar.

 

Entrevista y redacción: © J. A. Beckett  y Daniel L. Hawk, 2019.

 

Impactos: 65

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies