El loco – mini relato

EL LOCO 

Un mini relato desarrollado por Jose Luis Diaz Marcos


Aunque también expedito a la siguiente calle, era un callejón sin salida. Como todos, absolutamente todos, los callejones: en los diccionarios deberían aparecer, si no es así, como sinónimos de ratonera, pensé buscando mi gatillo.

         Encontré la confirmación a mi idea entre los contenedores y su desparramada basura, ¡Cuánto cerdo!, tal y como había telefoneado, …mi Lulú y yo casi nos morimos también del susto! ¡Imagínese que huimos sin hacer pis! Bueno, eso ella, porque yo… ¡Ay, Señor, Señor!, la histérica señora.

         No era un ratón. Ni siquiera una rata. O sí, vete tú a saber. Al tipo, ¡El loco!, le habían aliviado la chaladura con la terapia, mano de santo, de una bala entre ceja y ceja.

         Sí, lo conocía. Mejor dicho, lo había atendido en mi mesa dos días antes.        Cuando me advirtió y no le creí. ¡Ay, Señor, Señor!, digo yo también.

         Entre sus dedos, un papel. Leo:

         ¿Me cree ahora? El loco, como pensó entonces, no lo estaba. Se lo dije: Leo la mente y veo el futuro. Y me van a matar.

         ¿Quiere saber quién y por qué? Pues averígüelo, usted que sigue vivo. Haga algo, aunque ya sea muy tarde. Y no vaya ahora, encima, también de mártir: ¡Ay, Señor, Señor!…

         Lea bien porque también le digo otra cosa: el próximo es usted. Aquí, en un callejón abierto pero sin salida, como todos los callejones, y ahora, al final de estas letras.

         ¿Sigue sin creerme? Mire a su espalda.

El policía se giró y…

Impactos: 51

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies