Deambulan por las ciudades


Notice: Trying to get property 'post_excerpt' of non-object in /home/solonovelanegraa/public_html/wp-content/themes/covernews-pro/inc/hooks/blocks/block-post-header.php on line 42

 

JESÚS TÍSCAR JANDRA| Madrid

En primavera, los domingos, de anochecida, cuando salen del cine y está lloviendo, suelen ocurrirles raras historias a los oficinistas solteros y solitarios de más de cuarenta y cinco años que, parados bajo una marquesina, se debaten, mientras no se mojan, entre volver a la soledad amistosa de sus pisos o tomar algo en cualquier parte antes de cenar, ver un poco la televisión y acostarse: lo de todos los domingos si no van al cine. Víctor llevaba años sin ver una película en una sala de proyección: desde mucho antes de aprobar las oposiciones; es soltero, vive solo y ha cumplido recientemente los cuarenta y seis años, de modo que, este anochecer de primavera, lloviendo como está, e inmovilizado bajo la marquesina —más por su indecisión que por el contratiempo de la meteorología—, junto a la puerta del cine por la que siguen saliendo espectadores, se ofrece como blanco perfecto y de difícil yerro a los extraños acontecimientos que deambulan por las ciudades en busca de víctimas propicias. El suyo, el extraño acontecimiento o la rara historia que, tal vez, le pertenezca desde siempre, no va a hacerse esperar ni un minuto, está a punto de establecer comunicación con él, puesto que acaba de localizarlo entre los viandantes y los paraguas, ahí quieto, con la espalda pegada a la pared y una expresión facial algo alelada. Una desconocida, joven, con impermeable verde, la capucha puesta, el rostro muy blanco, bella, flaca y tuerta, tuerta en ámbar, se le acerca y le llama por su nombre justo cuando Víctor se disponía a mojarse, decidido a volver a casa. «Me debes un ojo desde niña», le dice, «me lo tienes que pagar». Muchas y muy largas horas después, tras la elipsis, que suena a chelo, en un hotel del centro, Víctor amaneció vivo y con la cabeza sobre el vientre de la desconocida, con sus dos ojos puestos y con los testículos vacíos.

Seguía lloviendo.


Ganador del XXI Premio de Novela Negra ‘Ciudad de Getafe’ 2017 con su novela La japonesa calva

http://jesustiscar.wixsite.com/escritor

Texto ©  Jesús Tíscar Jandra – Todos los derechos reservados

Publicación ©   Solo Novela Negra – Todos los derechos reservados

Impactos: 55

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies