Waterstone’s is my Tiffany’s por Ana Arroyo Martín

Recuerdo la primera vez que estando en Picadilly, exactamente en el número 204, vi Waterston’s Booksellers. No sé si sería capaz de describir lo que sentí. Para los que no habéis estado, es la librería más grande de Londres. Y con esto os digo poco, porque es realmente impresionante.

Pero claro, una no puede irse a Londres todos los fines de semana a darse una vuelta para ver las novedades editoriales, así que lo que hago es darme un garbeo virtual por la red. Y de esta forma os puedo ir contando lo que se avecina en cuanto a novela negra.

Después de “Sometimes I lie” ha llegado ya el nuevo trabajo de Alice Feeney: “I know who you are”. Esta segunda novela de esta escritora es un thriller psicológico que empuja literalmente los límites y ofrece una experiencia de lectura verdaderamente retorcida; aviso, no es para los débiles de corazón. Alice Feeney tiene una imaginación oscura. Lo que comienza inocentemente se tuerce y se convierte en algo totalmente impactante y completamente adictivo.  ”I know who yo are”  empieza con un simple misterio: Aimee regresa a casa un día para descubrir que su esposo está desaparecido. Es una situación familiar no muy sorprendente, ¿verdad?, pero puedo prometer que nunca leeréis una historia de “cónyuge desaparecido” que se desarrolle como ésta… y ahí lo dejo…

Y por otra parte, justo cuando creo que Ragnar Jonasson seguramente ha escrito el que creo que es uno de mis tantos libros favoritos, va y se supera una vez más, porque exactamente es lo que ha ocurrido con el libro que ahora publica. Si ya me encantó absolutamente “The darkness”, primer libro de su nueva trilogía islandesa con el inspector detective Hulda Hermannsdottir, ahora estoy deseando leer la segunda entrega: “La isla”. En este nuevo libro, Jonasson aumenta la tensión y la atmósfera escalofriante del primer libro y el resultado es una novela criminal totalmente irreprimible que cautiva tanto con su suspenso espinoso como con su ingeniosa conspiración. Jonasson tiene una habilidad para escribir ficción de crimen que combina lo antiguo con lo nuevo a la perfección, y su habilidad está en plenísima exhibición con esta obra. Lo dicho, más que recomendable.

Audrey Hepburn decía en Desayuno con diamantes: “Los días rojos son horribles. De repente, uno tiene miedo y no sabe por qué. (…) Cuando me siento así, lo único que me ayuda es subir a un taxi e ir a Tiffany’s. Me calma los nervios enseguida. Es tan silencioso y soberbio. Allí no puede ocurrir nada malo.”

Lo confieso: Waterstone’s es mi Tiffany’s…

 

Artículo: © Ana Arroyo Martín, 2019.

Impactos: 47

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies