Venenos animales (Parte 3) por Osvaldo Reyes

Venenos de origen animal

Tercera Parte

 

¿Por qué odio las arañas? Dios, ¿quién no las odia?

Esa es una pregunta estúpida.

El Dios Tullido – Steven Erickson.

 

Cuando pensamos en animales venenosos, la primera imagen que viene a nuestra mente no es el escorpión o la abeja. Es la araña.

Las arañas son causa frecuente de todo tipo de miedos. Hasta la fobia a ellas lleva su nombre (aracnofobia), aunque en realidad el término hace referencia al miedo a los arácnidos, por lo que incluye tanto a las arañas como a los escorpiones.

Si ese es su caso, dejen a sus temores descansar un poco. Las posibilidades de que usted muera de ser picado por una dependerá del tipo de araña involucrada, pero para poner el asunto en perspectiva, en Australia solo se ha reportado una muerte certificada por picadura de araña en 37 años.

Entonces, ¿no deben tenerles miedo? Como dije, depende de la araña. Se necesita que tengan colmillos suficientemente largos como para atravesar la piel humana y un veneno capaz de hacer daño. En Estados Unidos, esto se reduce a la araña viuda negra (Latrodectus sp.) y a la reclusa parda. La viuda negra inyecta una neurotoxina llamada latrotoxina, que al entrar en el torrente sanguíneo puede provocar de un cuadro local leve a uno sistémico, conocido como “latrodectismo”. Los síntomas de este síndrome incluyen rigidez muscular, taquicardia (aumento de la frecuencia cardíaca), taquipnea (aumento de la frecuencia respiratoria), sudoración excesiva, contracciones intestinales dolorosas, náuseas y vómitos. La araña reclusa parda (Loxosceles reclusa) tiene un veneno diferente que, aunque puede provocar fiebre y dolores en el cuerpo, causa una úlcera o llaga de color púrpura en el sitio de la picadura que puede durar meses en curar. En algunos desafortunados puede provocar un cuadro severo llamado “loxoscelismo”, una forma de anafilaxis o alergia, que provoca anemia hemolítica, falla renal, convulsiones, problemas de la coagulación, shock séptico y en casos muy extremos y en poblaciones de riesgo (niños), la muerte.

¿Son las arañas más peligrosas? Lamento decirles que no. Si viven en algún país o región entre Costa Rica y el norte de Argentina, pueden toparse con una Phoneutria, también conocida como araña bananera o araña errante del banano. Su nombre se debe a que algunas especies habitan en las plantaciones de banano. Eso explica porque en el 2013 una familia en Londres tuvo que abandonar su casa debido a una infestación por arañas bananeras que llegaron a la propiedad en una cabeza de bananas (en la forma de un saco de huevos que decidió eclosionar en el momento menos indicado). En caso de recibir una picadura por una de estas arañas, el afectado recibirá varias neurotoxinas que, en un lapso de 2 a 12 horas, pueden provocar dolores musculares intensos, elevación de la presión arterial o de la frecuencia cardíaca, agitación, dificultad respiratoria y, si no se instala el tratamiento adecuado, la muerte. Como curiosidad, uno de los efectos más frecuentes en hombres es el priapismo, una erección dolorosa y prolongada, por lo que el veneno de la araña bananera se estudia por su potencial en el manejo de la disfunción eréctil.

Si viven en Sidney, su temor puede ser toparse con una Atrax robustus, araña de embudo australiana o araña de Sidney. Su picadura inocula varias neurotoxinas que pueden provocar, en los casos de envenenamientos severos, una sensación de hormigueo alrededor de la boca, movimientos faciales involuntarios, hipertensión, desorientación y dificultad respiratoria. La muerte puede darse por edema pulmonar, edema cerebral o colapso cardiovascular en cuestión de minutos (en caso de niños) o hasta tres días después del ataque.

¿Asesinatos con arañas? Bueno, eso es más difícil. El ejemplo literario más conocido sería Gollum, de la trilogía de El Señor de los Anillos de J.R.R.Tolkien. La criatura Gollum trató de liberarse de Frodo y Sam llevándolos a Mordor por el sendero de Cirith Ungol, donde habitaba Shelob, una araña gigante, última descendiente de Ungoliant. Su idea era dejar que Shelob los atrapara y se los comiera, para así recuperar el anillo único que quedaría en los restos. Era un buen plan, si me preguntan. Sencillo, libre de peligros para él y gratis.

En la literatura moderna tenemos “Causa de muerte” de Renee Benzaim, donde un asesino en serie está matando jóvenes latinas usando arañas viudas negras. ¿Qué perfil tendría este asesino? Los detectives encargados del caso buscaron ayuda profesional. El psiquiatra que los asistió sugirió: “Será un hombre de 20 a 30 años de edad. Puede tener una historia de enfermedad mental, así que, si tienen acceso a archivos clínicos, traten de encontrar alguien tratado por aracnofobia. Pudo ser víctima de abuso infantil o sufrir algún trauma terrible relacionado con arañas cuando era joven e impresionable. Puede haber torturado animales o estar fascinado con los insectos. Inclusive los pudo haber coleccionado”.

¿Es cierto? No sé, pero si conocen algún perfilador, háganle la pregunta. De verdad quisiera saber.

©Artículo: Osvaldo Reyes, 2021.

Impactos: 73

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies