Entrevista a Trinidad Fuentes por María Martín-Maestro

«En Minerva reflejo la impotencia que siento ante las injusticias, utilizando su personaje para resarcirlas».

 

 

La protagonista es investigadora privada, profesión que junto a la criminología tú también has ejercido. ¿Cuánto hay de ti en Minerva Nàcher?

Somos bastante parecidas en lo referente a la manera de pensar, a los gustos de vida sana, en la forma de llevar a cabo una investigación, en la capacidad intuitiva (la de ella es mucho mayor). Y, por supuesto, en Minerva reflejo la impotencia que siento ante las injusticias, utilizando su personaje para resarcirlas.

¿Por qué la decisión de contar un relato paralelo entre dos épocas? ¿Qué encuentras más interesante en cada una de ellas?

Partes de la novela están inspiradas en hechos reales acontecidos en el pasado, ello me supuso buscar un paralelismo entre ambas épocas para contar la historia que quería, al tiempo que daba a conocer a Minerva Nàcher.
En ambas épocas resalto algo terrible que con el paso de los años sigue siendo una lacra: las violaciones. Antes porque la mayoría de estos tipos de crímenes se callaban, ahora… por dejadez de quien puede poner solución, por proteger al delincuente más que a las víctimas y un largo etcétera.

 

«En ambas épocas resalto algo terrible que con el paso de los años sigue siendo una lacra: las violaciones. Antes porque la mayoría de estos tipos de crímenes se callaban, ahora… por dejadez de quien puede poner solución, por proteger al delincuente más que a las víctimas y un largo etcétera»

 

En esta novela hay mucha denuncia de la violencia sistemática hacia la mujer. Sin ir más lejos, el crimen que investiga la inspectora es el asesinato de un violador reincidente. ¿Crees que esto es la punta del iceberg? ¿Cuál es nuestro papel respecto a este problema?

 

Exacto, mucho me temo que solo es la punta del iceberg. Creo que nuestro papel es seguir dando apoyo a las víctimas, dar visibilidad a tan terribles hechos que quedan en el olvido, insistir en que se busquen maneras de evitarlos. Y educar, pero también castigar.

En este sentido ¿Qué ha cambiado entre las dos épocas y qué crees que queda por cambiar?

Ha habido un cambio evolutivo desproporcionado entre ambas épocas, queda mucho por avanzar. Por ejemplo, antes los castigos a los criminales eran demasiado drásticos y ahora todo se enfoca a los programas de reinserción y resocialización. Así, hemos pasado de un extremo a otro, sin tener en cuenta que muy pocos, poquísimos violadores y asesinos se pueden reinsertar. Por lo tanto, se deberían tomar otras medidas que evitasen la reincidencia.

 

«Nuestro papel es seguir dando apoyo a las víctimas, dar visibilidad a tan terribles hechos que quedan en el olvido, insistir en que se busquen maneras de evitarlos. Y educar, pero también castigar».

 

Como criminóloga y experta en psicología criminal, además de esto, ¿qué es lo que más te preocupa sobre la sociedad y la cultura actuales?

Me preocupa la falta de empatía, los comportamientos perversos, las carencias en la educación, los peligros que las redes sociales suponen para la gente joven, el aumento de número de suicidios. Y la maldad, en todas sus facetas.

Eres escritora prácticamente desde que naciste, después de toda la vida escribiendo y con cinco novelas a tus espaldas ¿qué evolución has notado en tu escritura con todos estos años? ¿Cómo crees que esta se refleja en tu nueva novela?

Cuando escribí mi primera novela hice justicia literaria sin saberlo, desconocía la existencia de este tipo de escritura que se conoce como justicia poética. En todas mis novelas he seguido utilizando la literatura para hacer justicia, obviamente cuanto más escribes evolucionas en muchos sentidos.
Creo que La Revelación hasta el momento es mi novela más elaborada, por estar inspirada, en parte, en hechos reales y también por la técnica narrativa de entrelazar dos épocas y dos voces. Me ha supuesto un reto y un paso adelante en mi desarrollo como escritora.

 

«Hacía tiempo que quería iniciar una saga, cuya protagonista fuese una mujer empoderada, una investigadora privada con un rasgo distintivo que va más allá de su inteligencia».

 

¿Cómo surge la idea de La Revelación?

Hacía tiempo que quería iniciar una saga, cuya protagonista fuese una mujer empoderada, una investigadora privada con un rasgo distintivo que va más allá de su inteligencia.
Y, por supuesto, al escribir esta novela, he querido resaltar un tema del todo intolerable: la pederastia, así como la necesidad de tomar conciencia social sobre el desamparo que viven las mujeres víctimas de violación.

Este es el primer libro protagonizado por Minerva Nàcher, pero no el último. ¿Cuál es el reto para las siguientes novelas de la saga?

Seguir escribiendo thriller y hacer justicia mediante la literatura. Minerva Nàcher va a tener mayor protagonismo, hará uso de su peculiar don, lo que aumentará el misterio de las historias y los conflictos psicológicos de la investigación. Mucha intriga y suspense…

 

«Al escribir esta novela, he querido resaltar un tema del todo intolerable: la pederastia, así como la necesidad de tomar conciencia social sobre el desamparo que viven las mujeres víctimas de violación».

 

 

©Entrevista: María Martín-Maestro, 2021.

©Fotografía: Marta Calvo, 2021.

 

 

Impactos: 123

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies