Entrevista a Sandrone Dazieri (EL REY) por Beckett & Hawk

Y estuvimos con Sandrone Dazieri, gracias al trabajo de Agnès Font. Llegamos al hall del Hotel Regina. Estaba oscureciendo. Allí nos esperaba el italiano. No me importaba participar en la BCN negra, me importaba conocerle, era lo único importante entre tanta baratija negro-criminal que sacudía Barcelona. Había leído su último libro “El Rey”. Y el libro hizo justicia al personaje. Sandrone es un tipo afable, agradable al trato, con momentos profundos y con momentos irónicos que siempre agradeceremos. No pasó mucho tiempo hasta que comprendí que se creó ese clima literario que a mí siempre me encanta. Poder hablar de libros y de literatura con alguien como Sandrone es un lujo, porque el tipo sabe y sabe mucho. Detrás de su aspecto rudo se escondía un personaje con las ideas muy claras y con un trato del lenguaje y de la palabra exquisito. En esa labor nos ayudó la dulce Marcella Bracco, la traductora que puso voz femenina a ese vozarrón profundo y denso con la que Sandrone nos exponía sus ideas.

Se encendió la cámara y hablamos de todo un poco, de sus libros, de sus personajes, de lo divino y lo humano. Porque con Sandrone puedes hablar de todo, tiene un recorrido en esta vida que le permite tener ese criterio que no todos tienen. La cámara dejó de grabar y yo podría haber seguido hablando. Me había dejado muchas cosas en el tintero. Se creó un clima de complicidad en aquel hall de hotel que alguien que ama la literatura como yo sabe agradecer.

Sandrone, un tipo alto y camisa oscura con gafas de diseño, me estrechó la mano. Era una buena señal. Me marché con la sensación de haber conocido a un gran escritor, un gran conversador y una gran persona. Me marché con la sensación de que aquel hombre sería importante en el mundillo de las letras europeas, porque él tenía algo que a muchos le falta…calidad.

Sandrone Dazieri es un gran escritor y eso lo puedes descubrir en sus libros e incluso en sus palabras, será un autor reconocido, no me cabe la menor duda.

Cuando salimos a la calle anochecía bajo las luces de neón, las aceras estaban repletas de paseantes sin rumbo fijo. Yo sonreía, había sido un buen día, había conocido a “El Rey”.

 

Charlas en el Perdición por Beckett & Hawk

 

©Entrevista: Beckett & Hawk, 2020.

 

Impactos: 315

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies