Entrevista a Gregori Dolz por Beckett & Hawk

Alrevés es una de esas editoriales distintas, una de esas editoriales que ha apostado por la novela negra en nuestro país, un sello que ha dejado de ser un sueño para convertirse en una realidad. Y hoy queremos entrevistar a uno de los pilares fundamentales de Alrevés, su director Gregori Dolz.

 

  • Solo Novela Negra — Estáis en un año importante, pronto cumpliréis diez años. Felicidades. ¿Cómo se consigue transformar un sueño en una realidad como Alrevés?

 

  • Gregori Dolz — Sinceramente, hacer realidad Alrevés no ha sido fácil. Hemos tenido que superar muchas dificultades. Algunas de ellas, resultado de nuestros errores; de las trabas ajenas a nosotros no hablaré. La verdad es que en nuestros inicios tomamos decisiones equivocadas, y rectificar nunca fue fácil ya que el propio sector te penaliza. Tuvimos que reencontrar nuestro espacio y nuestro nicho, pero nadie te regala una buena reputación. Lo cierto es que con perseverancia superamos muchos obstáculos, y creyendo en lo que hacemos, poco a poco nos fuimos afianzando. Nuestra fe ciega en nuestros autores, y nuestro afán por rodearnos de profesionales que aportan un valor incalculable a nuestro proyecto, han sido clave para alcanzar nuestros objetivos. Y, cómo no, también tuvimos nuestro granito de suerte, algo indispensable para cualquier proyecto…, aunque la suerte no llega por sí sola, hay que buscarla, ¿verdad?

 

  • SNN — Habéis conseguido trabajar con grandes autores ya consagrados y otros que están empezando. ¿Qué ofrece Alrevés a un escritor?

 

  • GD — Sinceramente, creo que todas las editoriales afrontan estos retos por igual. Es cierto que hemos lanzado algún autor al reconocimiento, y también que algunos afamados escritores han fichado por Alrevés. Esta circunstancia no me parece una anomalía. Alrevés ofrece a escritores noveles y autores consagrados la misma oportunidad: un equipo de personas comprometidas y que cuando publican a un autor creen en su obra. No importan sus antecedentes. Obvio que un autor consagrado que llega a nuestro sello carga con su pasado, pero por ello no implica un trato distinto; lanzar a un autor novel también ofrece una recompensa especial.

 

Sinceramente, hacer realidad Alrevés no ha sido fácil. Hemos tenido que superar muchas dificultades. Algunas de ellas, resultado de nuestros errores; de las trabas ajenas a nosotros no hablaré.

 

  • SNN — ¿Y qué ofrecéis al mercado? Supongo que no es fácil luchar contra los grandes monstruos de la edición. Esos que tú y nosotros sabemos.

 

  • GD — Lo sabemos y lo ratifico, luchar contra los grandes monstruos es una batalla perdida a día de hoy. Pero eso no implica que nuestra labor no sea importante y necesaria. El futuro que depara a editores de nuestro tamaño es impredecible, pero somos un parte importante del engranaje del sector a día de hoy. Obviamente, nos gustaría un día tener la capacidad para llegar a un público más amplio (como lo tienen los monstruos a los que haces referencia), por eso estamos asfaltando nuestro camino, porque estamos convencidos de que es cuestión de tiempo, siempre y cuando continuemos teniendo claro nuestros objetivos y nuestras limitaciones.

 

  • SNN — JoëlDicker dijo: “Tu editor es a la vez tu jefe y tu compañero sentimental: sin él no eres nada, pero no podrás evitar odiarlo. ¿Has sentido alguna vez ese odio? No puedo dejar de sonreír.

 

  • GD — No, nunca he sentido el odio de ningún autor. He visto en su cara la decepción (que comparto), la frustración (que muchas veces comparto) y la impotencia (que también comparto), pero nunca he visto el odio. Con los autores compartimos el éxito y el fracaso, eso es inevitable. Pero la amistad con ellos, nuestra relación profesional con ellos, no depende de esos parámetros. Nuestra relación con autores y autoras es siempre un proyecto en desarrollo cuyo porvenir es impredecible. Hay autores que con el tiempo se van, otros que por razones varias dejamos de editar. Pero estoy convencido que tanto nuestras decisiones como la de ellas y ellos nunca deriva de nuestra relación personal, sino de deseos de cambio que nosotros y ellos entendemos perfectamente. Autores y editores no nos damos un sí para siempre, simplemente mantenemos una relación profesional que llega hasta donde puede llegar, y una relación personal que individualmente determinamos hasta donde queremos que llegue.

 

  • SNN — Una de las apuestas de vuestra editorial es la novela negra. ¿Cómo entendéis este género?

 

  • GD — Este género, que recientemente es tan prolífico, nosotros lo entendemos de forma muy distinta a la mayoría (no a todos) de nuestros colegas editores. En Alrevés editamos un abanico muy amplio del género, porque una colección necesariamente debe aportar contenidos para distintos tipos de lectores. Sin embargo, nuestra obsesión, nuestro objetivo primordial, es encontrar autores y autoras que sean valientes, que hablen de nuestra realidad actual sin complejos y que, si puede ser, lo hagan con estilos narrativos y técnicas literarias innovadoras. No deseamos editar solo novela negra, también queremos romper los moldes, salir de las convenciones establecidas desde hace ya más de cien años. Queremos que Alrevés sea el lugar también para esos autores que sean capaces de destruir los cánones y quieran demostrar que en la palabra escrita no hay límites.
  • Lo sé, suena osado y prepotente, y quizá lo es, pero en Alrevés hay espacio para todos los autores, los más canónicos, los más tradicionales y los más imprudentes, si entendemos por imprudentes a los atrevidos.

 

Lo sabemos y lo ratifico, luchar contra los grandes monstruos es una batalla perdida a día de hoy. Pero eso no implica que nuestra labor no sea importante y necesaria.

 

  • SNN — Como escritores tenemos que hacerte esta pregunta, por pura curiosidad e incomprensión. ¿Qué hace que un libro tenga éxito?

 

  • GD — Esta es la pregunta del millón y la respuesta no la sé ni creo que el Oráculo de Delfos la pueda desvelar. El mundo del libro, el de las ideas y las historias, es un mundo mágico y por eso todos los que trabajamos en él estamos tan atrapados. Es más poderoso que una droga. Sólo te voy a contar una cosa: cada libro que editamos tenemos la impresión de que va a ser un éxito. ¿Por qué? Porque creemos en cada libro, y cada uno de ellos es un reto. La realidad nos aplasta, ya que la mayoría no alcanzan nuestros objetivos, pero eso nunca nos tumba, ya que de inmediato creemos en el siguiente. Los editores, los agentes, todos los que trabajamos en este sector, somos unos ludópatas en lo más profundo de nuestro ser; pero es que no se puede trabajar en el mundo editorial si no crees al ciento diez por ciento en cada título que lanzas al mercado.

 

  • SNN — ¿Cómo se enfrenta una editorial a la era digital? Supongo que es una pregunta que os habéis hecho alguna vez.

 

  • GD — La era digital se afronta aceptándola. Negarla es el mayor error que uno puede cometer, no solo un editor, sino cualquier persona que empieza o tiene un negocio. La era digital está aquí para quedarse y expandirse. En nuestro caso, la era digital ofrece oportunidades. Hasta hace diez años, libros que pequeños editores editaban en España no podían ser comprados en América Latina porque el libro en papel no llegaba. Ahora es todo lo contrario; en el ámbito digital todos tenemos la misma oportunidad. En otras palabras: en el año 2000, o editabas con un sello con presencia en América Latina, o tu libro nunca llegaba a lectores de Argentina o Colombia. Ahora, sin distribución en papel, también puedes llegar a ese público. Cada vez más tenemos más oportunidades de llegar y vender en todo el mundo gracias a la era digital, así que bienvenida sea.

 

  • SNN — Para la gente que todavía no te conoce, ¿quién es Gregori Dolz?

 

  • GD — Mi DNI dice que soy Gregori Dolz Kerrigan, hijo de Antonia y Manuel, nacido en Barcelona el 21 de septiembre de 1973.

 

  • SNN — ¿Cuáles son las metas que os habéis marcado para los próximos diez años? Porque no tenemos ninguna duda de que los cumpliréis.

 

  • GD — Las metas son prácticamente idénticas a las que nos marcamos cuando comenzamos este proyecto. Publicar lo que nos gusta, hacerlo de la mejor manera posible, intentar llegar a un público que comparta nuestra filosofía, y poder acompañar a nuestros autores en el difícil camino de la creación literaria. Poder vivir haciendo lo que más nos gusta (para las autoras, autores y nosotros) no tiene precio.

 

  • SNN — En la revista tenemos un hashtag que es #SNNFrasesnegras. ¿Nos regalas una?

 

            “La novela negra española es muy buena, no seas cabezota: ¡pruébala!”

 

Alrevés es una de esas editoriales donde no nos importaría publicar, porque hay oficio y amor incondicional a la literatura. Y una parte de ese éxito es sin duda fruto del trabajo y de la dedicación de Gregori Dolz, un editor que tiene las ideas muy claras. Gracias, suerte y felicidades.

 

Entrevista y redacción: © J. A. Beckett  y Daniel L. Hawk, 2019.

Impactos: 12

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies