Andrea Camilleri muere, Montalbano vivirá por Beckett & Hawk

Y Andrea Camilleri nos dijo adiós, aquí os quedáis. Y es que la vida nos tiene acostumbrados a ese adiós triste y lacónico de aquellos que nos importan, de aquellos que los sentimos nuestros, de aquellos que han compartido con nosotros ese caminar tortuoso que representan nuestros pasos por este mundo.

Andrea era uno de esos escritores al que todo amante de la novela negra hemos recurrido alguna vez, era uno de esos escritores que esculpía las palabras en ese mármol que es una hoja en blanco, para crear de la nada una forma de entender el universo que rodea al ser humano. Andrea era una persona comprometida con su tiempo, un luchador infatigable que diseccionó en sus libros una sociedad sacudida por la mafia, la corrupción y la violencia. Un siciliano universal que supo romper fronteras para hacer de la literatura una bandera universal.

Dicen que el nombre de Montalbano es un homenaje a Manuel Vázquez Montalbán, con quién nuestro autor tuvo una excelente relación.

Pero la vida es incapaz de arrebatarnos todo, siempre hay algo que se acaba quedando entre nosotros. Y aunque en este caso se empeñe en su tenaz trabajo siempre nos quedará Montalbano, un personaje por el cual Andrea Camilleri se sentía secuestrado y por el cual admitía no tener mucha simpatía. Pero por el cual tenemos una frenética pasión, un personaje que dio sustancia y profundidad a la obra literaria de Camilleri. Montalbano formará parte siempre de esos personajes que tendrán su propio altar en el mundo de la novela negra, un personaje peculiar, con mucha personalidad y que afronta cada caso con su particular manera de entender la vida y la muerte.

SOLO NOVELA NEGRA quiere rendirle un homenaje a esa dualidad que han formado Camilleri y Montalbano y que ha servido para forjar historias que permanecerán en ese inconsciente colectivo de aquellos que aún pueden y deben disfrutar con un buen libro. Porque Camilleri no solo pertenece a los amantes del género negro, Camilleri es por encima de todo un escritor que ejercía como tal y que derrochaba en cada libro algo que muy pocos tienen… talento.

Dicen que el nombre de Montalbano es un homenaje a Manuel Vázquez Montalbán, con quién nuestro autor tuvo una excelente relación. Espero que sea cierto porque es una forma preciosa de unir dos nombres que dieron esplendor al arte de escribir. Por eso si son amantes de la novela negra o no, háganse un favor, lean a Andrea Camilleri. Es la mejor forma de rendirle homenaje, aquel que solo los elegidos se merecen.

Por eso y como no podía ser de otra forma, la revista le rinde respeto y admiración con la portada de la misma.

Os dejamos, nos espera nuestro especial homenaje con “La forma del agua”. Aquí empezó todo.

 

Artículo: © Beckett & Hawk, 2019.

Impactos: 95

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies