TE ESTOY VIENDO de Clare Mackintosh por Beckett & Hawk

Hoy me toca hablaros de “TE ESTOY VIENDO” de Clare Mackintosh, una escritora y ex policía que está triunfando con sus libros y que cultiva el thriller con muy buenas críticas. Yo la conocí en un viaje en tren. Una joven leía un libro apasionadamente, lo cual ya es una sorpresa. La curiosidad me pudo y le pregunté que estaba leyendo. Ella me habló maravillas del libro. Yo le prometí leerlo y darle mi opinión. Y he cumplido mi palabra.

 

 

¿Pero qué puedo deciros? solo mi promesa ha hecho que en la página 100 no le diera carpetazo. Es un libro que no me ha aportado nada, podría decir que hasta me he aburrido durante las primeras 250 páginas. Solo parece mejorar al final, cuando ya está todo decidido. Me lo he pasado mejor leyendo a Hegel y su “Fenomenología del espíritu”. A medida que avanzaba en la lectura mi cara adquiría tintes del rostro del Joker. Solo la fe y la esperanza de una vida mejor hacía que mi travesía en el desierto adquiriera sentido. Quizás no era mi momento, quizás estaba sufriendo una transformación interior… no sé, pero yo que me muevo por intuiciones está vez más que mariposas en el estómago tenía vigas de hierro.

 

El libro nos habla de Zoe.

 

Como cada día, Zoe regresa de trabajar en el metro de Londres. Sin embargo, al abrir el periódico encontrará algo que perturbará su apacible vida. Un anuncio de la sección de clasificados lleva su foto. No hay explicación alguna: solamente la imagen granulada de Zoe, la dirección de una página web y un número de teléfono. Su familia está convencida de que el misterio no es tal, sino solamente un caso de extraordinario parecido físico. Pero, día tras día, en el anuncio aparece la foto de una mujer distinta… y su presencia en los clasificados parece ser el presagio de un mal que les ha de acontecer.

 

Zoe siente que alguien la observa, que alguien estudia cada uno de sus movimientos, y no cesará hasta descubrir quién se esconde tras las sombras. Pero el enigma quizá encierre un peligro al que no quiera enfrentarse…

 

Es un libro que se lee fácilmente y que nos reserva un final no esperado, y  es la única sorpresa grata que nos tiene reservado. No escribe como Chandler o Mankell, pero se puede leer sin llevarse las manos a la cabeza. Los personajes son como ver una mosca en un cristal intentando atravesarlo una y otra vez. Les falta la profundidad prometida.

 

Decirle a la viajera del tren que lo único bueno es ver la emoción que tenía ella, que posiblemente la culpa sea mía, quizás no he conectado con el libro, quizás tuve una mala noche en una mala barra de un mal bar. Pero yo siempre digo que hay tantos libros como lectores y que yo solo doy una opinión: la mía. Pero hay otros ojos y otras maneras de entender la vida y esa es la auténtica maravilla de los que aún amamos la literatura. Por eso siempre os digo leed, leed ya sabéis que estáis malditos.

 

Reseña:©Beckett & Hawk, 2019.

Impactos: 108

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *