Premios literarios por Alejandro Moreno

Premios Literarios

Los premios literarios no son algo a lo que le des mucha importancia cuando sólo eres un lector. Te llaman la atención, obviamente, y en ocasiones te ayudan a decidirte por un libro en lugar de otro. Piensas, si este libro tiene un premio, seguro que es bueno. ¿Seguro?

Pero cuando te dedicas a escribir los ves con otros ojos, incluso llegas a fantasear con ganar alguno algún día y colocarlo en tu estantería para que les haga compañía a tus libros. Pero más allá de eso te sueles preguntar ¿En qué se basan para concederlos?

Hay algunos que se otorgan a obras inéditas que casualmente acaba ganando el último fichaje de la editorial y eso huele demasiado mal. Terminan siendo una burda campaña de marketing que le quita rigurosidad al mundo editorial y lo llena de dudas. ¿No tendría más sentido otorgar premios a libros que lleven un tiempo en circulación y que por tanto puedan haber sido leídos por muchos lectores y valorados en consecuencia? Así es como funciona en otros países y así es como parece que funciona en muchos de los premios literarios que se otorgan en el mundo de la novela negra y criminal.

¿Y qué lugares hay mejor para otorgar estos premios literarios a las mejores novelas criminales? Pues los festivales de novela negra. De hecho, allí se entregan algunos de los premios más prestigiosos del panorama español: el premio Dashiell Hammett en la Semana Negra de Gijón o el Premio Pepe Carvalho en el Barcelona Negra, por poner dos ejemplos. Existen muchas otras variedades de premios y casi cada festival tiene el suyo.

Luego tenemos esos premios en los que detrás hay un jugoso contrato editorial (y a veces hasta una importante cantidad de dinero) o los que lanzan editoriales de turno para promocionar a sus propios escritores que bueno… son lo que son, autopromoción. Y finalmente están los que a mí más me interesan, los de los lectores. Un ejemplo claro puede ser el premio Novelpol que otorga la Asociación de Amigos de la Literatura Policíaca Novelpol, y que se entrega en el festival Tenerife Noir. Y este me gusta especialmente porque todos esos lectores votan por novelas que han leído y no están sujetos al mercado ni a los intereses editoriales de ningún tipo. Es un premio simbólico, pero que representa mucho y ayuda todavía más a la obra premiada (y también a los finalistas).

Hace unos días saltó la noticia de que ocho festivales españoles de género negro creaban un nuevo premio a la mejor novela negra al que habían decidido denominar Premio Paco Camarasa en homenaje al mayor divulgador de la novela negra que ha tenido España.

(https://www.lavanguardia.com/cultura/20200604/481596372023/paco-camarasa-novela-negra-bcnegra.html)

Todo un acierto. Un premio que estoy seguro de que acabará siendo de lo más prestigiosos del panorama hispano. Y también espero que en el futuro el premio se abra a más festivales y se revisen las bases de participación porque eso de limitarlo por edad es un poco raro.

Y todos estos premios tienen algo en común, están limitados a libros publicados por editoriales o, en caso de ser inéditos, el premio es publicarlos con la editorial de turno. ¿Y qué pasa con el mercado independiente? ¿Los autores autopublicados no podrán optar nunca a ningún premio? Pues parece difícil que eso suceda, aunque también impensable ver en los Oscar a películas de plataformas de streaming y ya empieza a ser algo habitual. Para la literatura independiente existe el premio literario Amazon, que ya no es lo que era, pero que sirve para ganar cierta visibilidad entre el océano de obras autopublicadas que hay cada día.

¿Pero sirven de algo los Premios Literarios? Pues depende de lo que se espere conseguir. Si la intención del escritor es obtener una cuantiosa cifra económica que le arregle su situación financiera, parece una mala elección.… Pocos de esos premios tienen asociado un montante económico y de tenerlo no suelen superar los cientos de euros.

Lo que sí que produce ganar, o ser finalista, en un premio literario hoy en día es cierta autoridad y visibilidad. Es una manera de darle una segunda vida a una obra ya publicada y convertirla en un bestseller o mejor aún, en un longseller. Pero claro, tampoco son lo mismo los premios que reconocen la trayectoria del escritor, y que por esa misma razón será de alguien con una gran carrera y no necesite de reconocimiento, que premios que reconozcan la calidad de una obra y aumenten la visibilidad de dicho libro y de su autor.

Al final esto de los premios literarios es solo una excusa para hablar de libros, para tratar de vender más en un sector muy castigado y para descubrir nuevas obras/escritores. Y es que un premio a la “mejor” lo que sea siempre suscitará comentarios, críticas y desacuerdos. Porque al fin y al cabo los gustos son como los culos, todos tenemos el nuestro y no es mejor ni peor que otro. Pero como se dice, lo importante es que hablen de uno, aunque sea para mal, y para eso recibir un premio es fantástico.

 

©Artículo: Alejandro Moreno, 2020.

Impactos: 78

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies