LOS CRÍMENES DE LA CALLE MORGUE de Edgar Alan Poe por Beckett & Hawk

“Los crímenes de la calle Morgue” es uno de esos relatos que todo buen lector ha de tener entre sus manos alguna vez, escrito por Edgar Allan Poe y publicado por primera vez en 1841, abre una nueva vía dentro de la novela negra. Es considerado uno de los primeros relatos de detectives y ha dejado una marca indeleble en la literatura mundial, influyendo en innumerables escritores y obras posteriores.

Poe introduce en esta historia al personaje del detective C. Auguste Dupin, quien se convierte en un precursor de los detectives modernos como Sherlock Holmes. Dupin es un hombre de gran inteligencia y perspicacia, capaz de resolver los casos más enigmáticos utilizando la lógica y el razonamiento deductivo. Dupin es conocido por su capacidad para entender la mente humana y sus motivaciones. A menudo se sumerge en la psicología de los personajes involucrados en los casos que investiga, lo que le ayuda a desentrañar los misterios y descubrir al culpable. Uno de los aspectos más distintivos de Dupin es su enfoque no convencional para abordar los casos. Prefiere confiar en la observación minuciosa y el análisis detallado en vez de depender solo de la evidencia física o de las técnicas forenses, que en la época en que se ambienta la historia no estaban tan desarrolladas como ahora.

En “Los crímenes de la calle Morgue” y a través de su omnipresente narrador anónimo, Poe nos presenta una serie de crímenes aparentemente inexplicables que tienen lugar en París, específicamente en la calle Morgue.

Una de las características más fascinantes y atrayentes de “Los crímenes de la calle Morgue” es su atmósfera de horror y misterio, elementos por los cuales Poe ha destacado dentro de la literatura. La descripción de los crímenes, la atmósfera opresiva y la sensación de desconcierto contribuyen a mantener al lector despierto y atento a lo largo de la historia. Además, Poe utiliza una narrativa detallada y precisa para presentar los hechos y las pistas, lo que añade al suspenso y la intriga.

Otro aspecto importante, como ya hemos mencionado, es el enfoque en el método deductivo y la resolución del misterio. A través del personaje de Dupin, Poe destaca la importancia de la observación minuciosa, el análisis meticuloso y la capacidad de ver más allá de lo meramente aparente. Este enfoque racional y analítico contrasta con el caos y la confusión que rodean a los crímenes, lo que subraya aún más la genialidad del detective.

Además de su trama intrigante y sus personajes memorables, “Los crímenes de la calle Morgue” también aborda temas más profundos, como la naturaleza del mal, la obsesión y la locura. Poe explora las sombras de la mente humana y los límites de la racionalidad, creando así una obra que va más allá del mero entretenimiento y que invita a la reflexión.

En resumen, “Los crímenes de la calle Morgue” es una obra maestra del género de misterio y suspenso, que destaca por su trama ingeniosa, sus personajes memorables y su atmósfera inquietante. Edgar Allan Poe logra crear una historia que sigue cautivando a los lectores y que sigue siendo una referencia indispensable en la literatura del misterio.

Y como siempre os decimos leed, leed malditos.

 

©Artículo: Beckett & Hawk, 2024.

Visitas: 118

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies