John Le Carré, el espía perfecto por Beckett & Hawk

Este artículo pretende ser un homenaje a un escritor que ha sabido conjugar en una mezcla perfecta la vida y la literatura. John Le Carré ha sido una persona vital, una persona que ha sabido exprimir la vida y que ha conseguido que sus libros consigan adentrarnos en un mundo diferente, un mundo donde la alta política, el espionaje y los intereses creados se entrelazan necesariamente.

John Le Carré es uno de esos escritores que pasarán a la historia de la literatura gracias a obras como “El espía que surgió del frío” ”El jardinero fiel” o “La casa Rusia”, o por las muchas adaptaciones de sus novelas al cine. Y es que este escritor ha conseguido una cosa muy importante para el lector… que nos entretengamos. Porque sin duda, sus libros nos ayudan a evadirnos de nuestro presente, nos ayudan a adentrarnos en otras vidas, en otros personajes en otras historias. Y ese es el gran secreto de este británico, especialista en el suspense y en el espionaje ambientado en la época de la guerra fría.

Y es que este escritor ha conseguido hacer de la novela de espionaje todo un género. Un género que comparte cartel con la novela negra, la novela policíaca, el thriller o el suspense. Ha conseguido la revolución de los considerados secundarios. Porque se ha demostrado que detrás de estos géneros hay escritores excelentes, hay buenos libros, buenas historias y personajes magníficos que además de aportar calidad y lectores al maltrecho mundo editorial, también saben entretener, distraer y apasionar.

John Le Carré inició una carrera como diplomático en 1959, donde fue reclutado por el servicio de inteligencia británico MI6. Adentrándose de lleno en la guerra fría que barría Europa en aquel momento. Sin embargo, su carrera como espía duró bien poco. Kim Philby, un agente doble desveló la identidad de numerosos agentes británicos al KGB, entre los que se encontraba nuestro adorado escritor. No hay que ir muy lejos para entender que Kim Philby representaría una enorme inspiración para sus novelas y para sus personajes. Perdimos a un espía pero ganamos a un gran escritor.

No es hora de lamentarse por una pérdida como esta. Es hora de alegrarse de que un hombre y un escritor como John Le Carré nos haya dejado este legado literario. Sus novelas son parte ya de la historia de la literatura y ninguna guerra fría será capaz de barrerla.

Por eso es un buen momento para coger uno de sus libros, es un buen momento para adentrarnos en sus historias y es un buen momento para entender que leer puede ser algo muy especial.

 

©Artículo: Beckett & Hawk, 2021.

Impactos: 75

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies