EL ÚLTIMO VERDUGO de Toni Hill por Antonio Parra

Título

El último verdugo

 

 

Datos publicación

Grijalbo. Barcelona 2023. 503 págs.

 

Datos del autor

 

 

            TONI HILL (Barcelona, 1966) es licenciado en Psicología, aunque desde hace años se dedica a la traducción literaria y a la colaboración editorial en distintos ámbitos. En 2011 inició con El verano de los juguetes muertos su popular trilogía protagonizada por el inspector Héctor Salgado, un éxito instantáneo de crítica y ventas publicado en una veintena de países. Los ángeles de hielo (2016), Tigres de cristal (2018) y El oscuro adiós de Teresa Lanza (2021) consagraron al autor como uno de los maestros del género negro en nuestro país. Además, fue reconocido con el Premio Novelpol 2019 (ex aequo), el Premio Tormo Negro-Masfarné 2019 y el galardón a la Mejor Novela Negra del 2018 por la revista digital Llegir en cas d’incendi. Con El último verdugo, Toni Hill firma su thriller más brutal y adictivo.

 

Sinopsis de la obra

 

Aunque parezca imposible, un asesino en serie está ajusticiando a sus víctimas con un garrote vil, el mismo instrumento usado por los verdugos siglos atrás y considerado la máquina de matar más cruel jamás construida.

¿Por qué recurre a un método tan macabro? ¿Qué tienen en común los muertos? ¿Por qué elige lugares especiales de Barcelona para abandonar los cuerpos como si la ciudad fuera una parte importante de su mensaje?

Cuando la doctora Lena Mayoral, una prestigiosa criminalista con un pasado turbulento, recibe el encargo urgente de bucear en la mente del psicópata, no puede imaginar hasta qué punto se complicará la investigación ni los peligros a los que tendrá que enfrentarse. Mientras aumenta el número de cadáveres, y bajo una creciente presión mediática, Lena se irá obsesionando con un asesino que, cada vez más, parece estar jugando con ella una partida a vida o muerte.

 

Reseña

ESENCIAS DEL MAL

 

            Tienen las novelas de Toni Hill un par de rasgos diferenciales que les conceden una personalidad propia y muy reconocible para el lector, por un lado la preocupación por el trazo psicológico de los personajes, y por otro la voluntad de ir dosificando la información, los secretos incluso, hasta lograr que el lector se involucre en la trama de una manera tan completa como irreversible.

            Si a eso le unimos la calidad literaria y un estilo sosegado, medido y muy trabajado, el resultado suele ser un mecanismo de relojero que funciona a la perfección y al que nos hemos acostumbrado casi como hacemos también cuando estrenamos reloj, no paramos de mirarlo en las primeras jornadas, le andamos buscando las virtudes y las novedades a medida que forma parte de nosotros, y por último no reparamos en él, porque funciona como debe, salvo que alguien nos lo arrebate de la muñeca. Tal nos ocurriría si nos privaran de una novela del autor barcelonés cuando estuviéramos ya transitando por su último tercio.

            Así las cosas, El último verdugo es un paseo por ciertos dominios del mal, los que hemos transitado a veces sin pretenderlo, como le ocurrió a Cruz Alvar, o los que han supuesto un marco espacial condicionando luego el desarrollo de nuestra vida, como puede ser el caso de Thomas Bronte. Naturalmente, hay más lugares teñidos por esas esencias malignas, y el mérito de la novela consiste también en presentarle al lector de qué múltiples maneras puede llegar a gestionarse la venganza, al tiempo que se le lanza la propuesta de si dicha venganza puede provocar en quien la lleve a cabo los efectos prometidos.

            La figura de un asesino múltiple que mata en Barcelona utilizando el rancio e ibérico método del garrote vil es un importante punto de originalidad en unos tiempos en los que lo tenemos ya casi todo visto. Y me atrevo a sumarle otro elemento novedoso, como es la incorporación destacada, a una investigación, de la analista de conducta Lena Mayoral, una figura quizá poco explotada en la novela negra española.

            Lo demás, como ya se ha dicho, corre a cargo del perspectivismo múltiple, que nos permite conocer la mente y el pasado de un puñado de personajes afectados por este caso, un caso que destapa, amén de la venganza ya mencionada, los malos tratos infantiles, algún soborno que otro, violencia de género y hasta el ambiente delincuencial de alguna mafia rusa. Denle cuerda a este nuevo reloj que nos ha fabricado Toni Hill, verán cómo se les difumina el tiempo entre las manos.

 

©Reseña: Antonio Parra Sanz, 2023.

Visitas: 189

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies