EL LADO OSCURO DEL ADIÓS de Michael Connelly por María Giménez

 

Harry Bosch siempre vuelve.  Por María Giménez Luján

 

Michael Connelly (Philadelphia, 1956) es uno de los escritores con más éxito del mundo. Es autor de una treintena de novelas, muchas de las cuales han ocupado el número 1 en la prestigiosa lista de bestsellers de “The New York Times”. Sus libros, entre los que se incluye la serie de Harry Bosch, la de Renée Ballard y la del «Abogado del Lincoln», han vendido más de ochenta millones de ejemplares en todo el mundo, han sido publicados en cuarenta y cuatro países, han sido traducidos a treinta y nueve idiomas, y el propio Connelly ha sido galardonado con algunos de los premios más prestigiosos del mundo de literatura negra. Antiguo periodista también premiado por sus reportajes, Connelly es productor ejecutivo de la serie “Bosch”, protagonizada por Titus Welliver. Reside habitualmente en California y Florida.

 

Harry Bosch es el último investigador privado de California. No se anuncia, no tiene oficina y es quisquilloso con la gente para la que trabaja, pero no importa. Su talento de treinta años en el Departamento de Policía de Los Ángeles habla por sí solo. Pronto, uno de los mayores magnates del sur de California acude a buscarlo. El huraño multimillonario se acerca al final de su vida y se siente atormentado por un remordimiento. En su juventud tuvo una relación con una joven mexicana, su gran amor. Poco después de quedar embarazada, ella desapareció. ¿Tuvo el bebé? Y en ese caso ¿qué ocurrió con él? Desesperado por saber si tiene un heredero, el multimillonario moribundo contrata a Bosch, la única persona en la que puede confiar. Con una fortuna tan enorme en juego, Harry se da cuenta de que su misión podría ser arriesgada no sólo para él, sino también para la persona a la que está buscando. Sin embargo, cuando empieza a descubrir la obsesionante historia, y a hallar sorprendentes vínculos con su propio pasado, sabe que no podrá descansar hasta que encuentre la verdad.
«Tarde o temprano, Harry Bosch tendrá que entregar su arma y retirarse del trabajo policial, pero hasta entonces Michael Connelly continúa pensando en formas creativas de mantener a su viejo caballo de batalla en el trabajo.

 

Después de 30 años como detective de homicidios en los ángeles y casi obligado a jubilarse, Harry Bosch no se resigna y empieza a trabajar a tiempo parcial en el departamento de casos abiertos no resueltos de la policía de San Fernando, de manera totalmente altruista porque ni siquiera está en nómina, pero como Harry dice lo lleva en el ADN. En esta novela entrelaza dos historias, que no tienen nada que ver entre sí, pero a cuál más emocionante, lo que hace de esta novela que no puedas despegar los ojos de ella hasta que llegues al final. En la primera historia Harry es requerido por un magnate Californiano, que, en sus últimos días de vida, necesita saber si tuvo un hijo, de su único gran amor una Mejicana a la que dejó embarazada y de la que nunca más volvió a saber y la segunda historia es del violador Enmascarado, que ha atacado a varias mujeres, todas ellas hispanas y con un patrón muy evidente, que no desvelaré. Harry Bosch no defrauda nunca, pero en esta novela sale su yo más incisivo, como un perro de presa persigue a “los malos”, solo desea ver su mirada cuando abren la puerta de su casa y saben que les ha encontrado.

 

©Reseña: María Giménez, 2023.

Visitas: 130

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies