EL EXTRAÑO CASO DE LA ISLA PANORAMA de Ranpo Edogawa por Vicente González

El extraño caso de la isla Panorama (Panorama ti Kitan) – Ranpo Edogawa (1927)

 

Ranpo Edogawa, pseudónimo de Hirai Taro, está considerado como el padre de la novela policíaca moderna en Japón. En el Dictionnaire des littératures policières de Claude Mesplède (Ed. Joseph K) nos detalla que sus principales influencias son Conan Doyle y Edgar A. Poe y que, como curiosidad, debajo de su firma escribía: «El mundo visible es una quimera, la realidad se encuentra en los sueños de la noche».

La isla Panorama es «una isla desierta que no interesa a nadie, a veces los pescadores de la región intentan acercarse para distraerse», eso solo con un tiempo clemente y, aún así, el riesgo no merece la pena. Cuando «varias decenas de obreros y paisajistas llegaron en un barco a motor expresamente construido para la ocasión y cada día se les fueron sumando más» se extiende el rumor de que el cabeza de familia de los Komoda, una familia millonaria, «se había vuelto loco». No era para menos, en un ataque de epilepsia el cabeza de familia había sido dado por muerto y había vuelto a la vida. Sin embargo, no era el mismo: Su personalidad había cambiado y a veces se comportaba de forma incoherente.  A punto de terminarse los trabajos en la isla se suspenderá todo por la muerte del cabeza de familia y su mujer. ¿Por qué? Ranpo Edogawa, como narrador omnisciente, nos contará qué ocurrió. Conoceremos a Hitomi Hirosuke, un estudiante de todo y de nada, en la treintena que vive en una pensión y con la «ambición de recrear la naturaleza en lugar de Dios». Al mismo tiempo es consciente de que, dados sus escasos recursos económicos, será un sueño imposible de realizar. Un día, Hitomi Hirosuke recibe la visita de un antiguo amigo, periodista y le comenta que el millonario Komoda Genzaburô ha muerto como consecuencia de un ataque de epilepsia más violento que los anteriores. Hitomi Hirosuke y Komoda Genzaburô coincidieron en la universidad y la gente los confundía, parecían gemelos. De hecho, el periodista le comenta que «el despacho venía con una fotografía y cuando la he visto, me ha parecido que os parecíais todavía más ahora que hace diez años (…) Si le quitamos el bigote y le dibujamos las gafas, es exactamente igual que tú».

Hitomi Hirosuke maquina un plan para suplantar la identidad del millonario Komoda Genzaburô. Habrá de simular su muerte, resucitar como Komoda Genzaburô y ocupar su lugar en la dirección de los negocios y la familia. Pensará en todos los detalles, pero siempre hay algo que le puede delatar y alguien que sospecha, sobre todo su mujer, Chiyoko, a la que mantiene apartada hasta que no tiene más remedio que acercarse a ella…

En El extraño caso de la isla Panorama hay guiños a Utopía de Tomás Moro o al cuento de Edgard Allan Poe, El entierro prematuro. El narrador nos relatará la historia principalmente a través de los ojos de Hitomi Hirosuke, pero en su cronología de los hechos, nos mostrará los sentimientos y pensamientos de otros personajes, sumergiéndonos en el sueño que será la pesadilla de la construcción de la isla Panorama. Una isla en la que la carnalidad, la exuberancia y la belleza recuerda al paraíso. Un paraíso en el que se ha cometido desde antes de su creación un pecado original que lo condenará.

 

©Reseña: Vicente González, 2022.

Visitas: 69

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies