LA CEGUERA DEL CANGREJO de Alexis Ravelo por Antonio Parra

Título

La ceguera del cangrejo

 

 

Datos publicación

Siruela Policiaca. Madrid 2019. 356 págs.

 

 

 

Autor

Alexis Ravelo (Las Palmas de Gran Canaria, 1971) cursó estudios de Filosofía Pura. Es autor de obras de teatro, colecciones de relatos, libros infantiles y novelas. Se ha consolidado en el panorama narrativo actual sobre todo con sus novelas negras, que han merecido reconocimientos tales como el prestigioso Premio Hammett a la Mejor Novela Negra por La estrategia del pequinés, que ha sido, además, llevada al cine por el director Elio Quiroga. Ha publicado también La otra vida de Ned Blackbird (2016) y Los milagros prohibidos (2017).

 

Sinopsis de la obra

Un thriller en el que se entremezclan el presente y el pasado de unos años en los que la codicia destruyó gran parte de la exuberante naturaleza del archipiélago canario. Y en ese escenario surgió un arquitecto que defendió con vehemencia el desarrollo sostenible e hizo de su isla su mejor obra.

Un militar recién llegado del Líbano aterriza en Lanzarote, donde su pareja, la historiadora Olga Herrera, ha fallecido en un accidente mientras ultimaba una biografía del artista más famoso de la isla: César Manrique. Pronto descubrirá que alguien sigue de cerca sus pasos, y eso le llevará a sospechar que la muerte de Olga quizás no fue casual…

En su búsqueda, el protagonista recorrerá los lugares más emblemáticos de Lanzarote y tendrá que enfrentarse a dos únicas opciones: abrir los ojos para encarar la verdad o, como los cangrejos de los Jameos del Agua, vivir ciego y ajeno a la realidad.

 

Reseña

Ver o no ver

Ésa es la cuestión, y paralelismos hamletianos aparte podría ser una especie de resumen de esta nueva novela de Alexis Ravelo, empeñarse en ver aquello que no está bien o mantenerse ciego como hacen estos cangrejos de la isla de Lanzarote. O lo que es lo mismo, actuar o ser contemplativos.

Olga Herrera no era de las personas que se quedaban quietas, y así lo demostró investigando sobre César Manrique, pero ahora Olga ha muerto y será su pareja, el teniente Ángel Fuentes, quien se empeñe en revisitar los últimos días de la historiadora. Ahí arranca la novela, no hay tanto una investigación criminal como la búsqueda de quien añora a la persona perdida, con el dolor que le generó encontrarse a miles de kilómetros de ella cuando desapareció, no se trata de procedimientos policiales sino de la voluntad de quien es capaz de investigar hasta las últimas consecuencias, bien para conocer del todo a quien a veces le parecía ser una desconocida, bien para moverse entre el rastro del genial arquitecto canario, que siempre levantó la voz para defender su tierra de los expolios de políticos y especuladores.

Las andanzas de Fuentes por la isla son un regalo para cualquier mirada, Ravelo homenajea a Lanzarote sin escatimar ni paisajes ni viandas ni, por supuesto, bebidas. Estamos ante un militar que no es policía ni detective, pero que está curtido en numerosas misiones de exterior, y que por eso será capaz de desenmascarar a otros detectives, o de tirar de los hilos que Olga fue dejando, incluso de arremeter, si hace falta, contra el poderío social establecido en la isla desde hace décadas.

Alexis Ravelo no está ciego, y no anda narrativamente ladeado como un cangrejo cualquiera, ha escrito una novela que es un regalo para los ojos y también para la conciencia, porque nunca viene mal que alguien nos obligue a fijar mejor la mirada en lo que verdaderamente importa.

 

©Reseña: Antonio Parra, 2019.

Impactos: 170

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies