Presentación de LA MÚSICA DE LOS HUESOS, de Nagore Suárez por Miguel Izu

            Después de varios meses de sequía, por culpa de la COVID-19, por fin hemos podido asistir a la presentación de una novela. Una presentación de las de verdad, que antes llamábamos presentación a secas y a la que ahora tenemos que referirnos como presentación presencial, valga la redundancia, no por internet sino en una librería y con gente de carne y hueso. Eso sí, con mascarilla, gel hidroalcohólico y guardando las distancias. Ha sido el pasado 10 de septiembre en la librería Troa de Pamplona con la escritora madrileña, aunque con ancestros y corazón navarros, Nagore Suárez, que a sus 26 años publica su primera novela: La música de los huesos. Viene precedida por el éxito que tuvo su autora hace unos meses, durante el confinamiento, en la #FeriaDelHilo, edición #YoMeQuedoEnCasa, un concurso en Twitter donde su hilo recibió el premio del público al recibir más retuits y likes (no era la primera vez que ganaba en este certamen) y la atención de los medios de comunicación. Era una historia de misterio que tenía lugar en un antiguo caserón en el campo donde el confinamiento sorprende a cinco amigos de vacaciones, uno de los cuales desaparece. Un caserón donde se producen extraños hechos es un elemento en común con la novela que ahora ve la luz.

 

 

            La autora, bien acompañada por familiares y amigos, explicó que la historia transcurre principalmente en un pueblo ficticio de la Ribera de Navarra (su familia procede de Lazagurría, localidad en la cual ha pasado todos los veranos), por lo cual le había hecho mucha ilusión poder presentarla en Pamplona. Le ha llevado bastante trabajo, unos seis años de preparación con la idea en la cabeza, y como ha sido su primera novela ha tenido que aprender muchas cosas y agradece el apoyo que ha recibido de sus editores. Siempre le ha gustado escribir (su madre recordó que con cinco años ya escribía cuentos), pero el redactar relatos cortos o tuits es muy diferente a escribir una novela, ha tenido momentos difíciles y la mala suerte de finalizarla justo cuando llegaba la pandemia, pero lo ha disfrutado mucho. Aunque la protagonista tiene su edad y hay muchas referencias a la gente de su generación, no ha escrito la novela pensando solo en lectores jóvenes, sino en un público más amplio. Hay dos líneas temporales, una en la actualidad y otra en 1978, para la cual necesitó preguntar mucho, y con esta última se puede identificar más la generación de su madre. Es un thriller cuya protagonista, Anne Aribe, encara una época de cambio en la cual regresa al pueblo de su familia y tendrá que enfrentarse a sucesos inesperados. El género de misterio siempre le ha gustado, desde niña, empezando por las aventuras de Enid Blyton y continuando por Agatha Christie.

 

 

            Nagore contó que es muy organizada escribiendo, necesita tenerlo todo bien estructurado, aunque los personajes, una vez creados, a veces piden más sitio del previsto. Contó con el apoyo de la Policía Foral, cuyos agentes aparecen en la historia llevando el peso de la investigación criminal. Mikel Santamaría, subinspector responsable de comunicación de ese cuerpo que asistió a la presentación, recordó que hace algún tiempo también ayudó a una desconocida escritora llamada Dolores Redondo que apareció por la comisaría en busca de información, y deseó que Nagore tenga el mismo éxito que ella. Nagore agradeció la colaboración recibida porque quería dotar del mayor realismo posible a la trama, y matizó que la Navarra que ella refleja en su novela, la Ribera del Ebro, es muy distinta de la que aparece en la trilogía del Baztán. También agradeció el asesoramiento de su primo Jon, que le instruyó sobre uvas, vinos y bodegas, que también tienen un espacio en la trama.

 

 

Preguntada por la particular casa en torno a la cual gira la acción de la novela, Nagore dice que está inspirada en un edificio que le gusta mucho, Villa Excelsior, un palacete indiano que está cerca de Cudillero y que actualmente se está convirtiendo en hotel. Como tantas veces ocurre en las presentaciones de libros, el público preguntó por el siguiente, si habrá continuación de La música de los huesos. ¡Ojalá!, respondió Nagore. La historia se cierra al final de la novela, pero dijo que Anne tiene más cosas que contar y que le gustaría escribir más cosas con ella.

 

Ficha:

 

La música de los huesos

Nagore Suárez

Ediciones B, 2020

ISBN: 978-84-666-6840-8

416 páginas, 130 x 200 mm, tapa blanda.

 

Sinopsis:

 

El plan de Anne parecía perfecto: un verano en la vieja casa familiar de la Ribera de Navarra para aclararse las ideas, reencontrarse con los amigos de la infancia y bailar hasta el amanecer en un festival de música.

Pero el destino guarda sorpresas que pueden ser muy peligrosas.

Cuando llega a su tan ansiado refugio, Anne se entera de que han aparecido enterrados unos extraños huesos en el jardín de la casa. Y eso no es todo. Gabriel, subinspector de la Policía Foral, entra en escena para investigar los sucesos y reconstruir una trama que resultará cada vez más sorprendente y aterradora.

¿Pueden unos misterios del pasado entrañar una amenaza cada vez más cercana?

 

©Reseña, Miguel Izu, 2020.

Impactos: 166

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies