LO QUE NO CUENTAN LOS MUERTOS de Inés Plana por Antonio Parra

Título

Lo que no cuentan los muertos

 

 

Datos publicación

Espasa. Barcelona 2021. 512 págs.

 

Datos de la autora

 

 

INÉS PLANA (Barbastro, Huesca) es licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona y ha trabajado en diversos medios de prensa escrita y también en el terreno editorial. Morir no es lo que más duele fue su primera novela y cosechó un gran éxito de crítica y público. Fue finalista a mejor novela en Valencia Negra y Morella Negra y nominada a mejor novela negra novel en la Semana Negra de Gijón. En 2019 publicó Antes mueren los que no aman, con un nuevo caso policial del teniente de la Guardia Civil Julián Tresser. La novela fue finalista a mejor novela en Cartagena Negra 2020. Inés Plana ha sido miembro del jurado en las ediciones 2020 y 2021 del Premio Internacional de Novela Ciudad de Barbastro.

 

Sinopsis de la obra

 

            Rita Marí, la heredera de una gran fortuna, sobrevivió a un accidente aéreo en el que murieron tres amigas suyas. Desde entonces, alejada de su marido e hijos, hundida en la culpa, vive recluida en su mansión al borde del mar, en Valencia. Un año después de la catástrofe, Rita desaparece sin dejar rastro y Julián Tresser, antes teniente y ahora capitán de la Guardia Civil de la UCO, protagonista de las dos novelas anteriores de Inés Plana, se traslada desde Madrid con su equipo para investigar el caso.

            Ante él se alza un muro de incógnitas. ¿Quién era en realidad la esquiva Rita Marí? ¿Su desaparición ha sido voluntaria? ¿Quiénes eran los enemigos de esa mujer solitaria y depresiva? Pero, sobre todo, ¿será capaz Julián, también un superviviente de su propio pasado, de descifrar las claves ocultas de la desaparición y afrontar los retos de su presente?

 

Reseña

Reconstrucción

 

            Si tuviéramos que calificar esta última novela de Inés Plana quizá la palabra más adecuada sería esa: reconstrucción, porque durante todas sus páginas se respira un importante ambiente de desescombro. A saber: los dos personajes protagonistas del caso, Rita Marí y Eduardo Molaro, todavía tratan de encajarse de nuevo en la existencia que el destino les regaló tras sobrevivir a un accidente aéreo; Julián Tresser y Adelaida, ahora separados, intentan reponerse de la muerte de su bebé, la pequeña Carlota; Luba y Fanny continúan con su proceso de supervivencia; y hasta la familia de la desaparecida Rita Marí busca cómo evitar que sus cimientos se desmoronen.

            Todo ello hace que Inés Plana se enfrente en esta trama a algo mucho más intenso que una simple investigación por secuestro, la misma que llevará al ahora capitán Tresser hasta Valencia en unos días de verano en los que ha tenido que llevarse consigo a Luba y a Fanny, aun sabiendo que las dos jóvenes tendrán que pasar solas gran parte de los días. El universo investigador, o lo que es lo mismo, el benemérito grupo dirigido por este taciturno capitán, ser verá obligado a realizar un trabajo intensivo ante un secuestro un tanto atípico, que solo responde de la retención de la adinerada Rita y olvida en todo momento al prescindible militar Eduardo.

            Esos pasos de los guardias civiles, maravillosamente escoltados también por la capitán Amanda, que colabora codo con codo con Tresser, son una lección de procedimiento policial, pero además reciben el calor de lo humano porque Inés Plana no se olvida de las vidas de Coria y Brancho, por ejemplo, o incluso de las de la familia de Rita, con sus enriquecimientos, odios y secretos. Todo irá sumando para que el lector se deje llevar hasta perder la noción del tiempo, de manera que nos sorprendemos, ya en el tramo final, de que todo haya transcurrido en tan poco tiempo.

            Una lectura, por tanto, llena de intensidad, pero que se enriquece, ya se ha dicho, no solo con lo personal, sino con temas paralelos que nos hacen pensar en la corrupción, la avaricia, la despoblación o el suicidio, un tema que en este país parece algo tabú a pesar de la cantidad de víctimas que arroja año a año, con esa desidia inquietante y ciega de las cifras.

            La sensación, al finalizar la trama, es la de un peso que nos quitáramos de encima, tras la tensión policial de los pocos días transcurridos, pero por otro lado de inquietud, precisamente por esos temas paralelos, porque ninguno puede sustraerse a la naturaleza humana, porque todos nos hacen reflexionar, y porque siempre hay que prestar atención a lo que los muertos puedan contarnos, ya que hacer oídos sordos a sus palabras sería como matarlos dos veces. Una novela muy recomendable.

 

©Reseña: Antonio Parra Sanz, 2022.

Impactos: 148

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies