LA MUERTE DE PATRICK O’CONNELLY de Andrés González-Barba por Elena Rodríguez

 

Reseña de La muerte de Patrick O`Connelly de Andrés González-Barba por Elena Rodríguez Herrero

 

Andrés González-Barba (Sevilla, 1974) es periodista y escritor. Aparte de la labor que lleva desarrollando desde hace muchos años en varias secciones del periódico ABC de Sevilla, en el terreno literario es autor de las novelas El enigma Murillo (2017), El último tren de la estación del norte (2015) y Los diarios de Regent Street (2010). En el ámbito infantil y juvenil ha publicado las obras El sueño de Titania (2014) y Las aventuras de Laura Holmes. El misterio del diamante del marajá (2018). Asimismo, es autor de los libros de relatos La noche de Lear y otros cuentos navideños (2016) y Las voces del mar y otros cuentos (2017). Próximamente sacará a la luz su primer poemario, Versos de abismos y ausencias. Además, es colaborador habitual de los pódcast Nunca es tarde, de la emisora digital Spanish Rock Shot, y de El club del Relato.

 

Sinopsis de La muerte de Patrick O´Connelly:

“Tras alcanzar un gran éxito internacional con su rompedora novela El asesinato de Roger Ackroyd, Agatha Christie desaparece misteriosamente la noche del 3 de diciembre de 1926 después de haber tenido una fuerte discusión con su marido. De hecho, el coche que conducía, un Morris Cowley, es encontrado en una explanada varias horas después. La noticia salta pronto a las portadas de los periódicos de medio mundo, pero nadie tiene la menor pista sobre el paradero de la escritora. Al mismo tiempo, una mujer llamada Teresa Neele se aloja en el Swan Hydropathic Hotel, un balneario de la ciudad de Harrogate. Allí conoce a Patrick O’Connelly, quien le fascina por su fuerte personalidad, hasta que un día es hallado muerto en su habitación. A partir de ahí los acontecimientos dan un giro inesperado y, mientras Scotland Yard y los periodistas buscan sin descanso a la famosa autora, los huéspedes del Hydro tratan de averiguar quién está detrás del crimen de aquel hombre.”

 

La historia parte de un hecho real que siempre ha tenido en suspenso a los seguidores (y no tanto) de La Reina del Crimen: la desaparición durante 11 días de Agatha Christie. Este hecho ocurrido en 1926 cuando la autora contaba con 36 años, mantuvo en jaque a la policía y familia durante todo ese tiempo y aún hoy en día la causa no está clara. Se barajaron muchas hipótesis, entre ellas las graves desavenencias entre Agatha y su esposo (éste estaba en relaciones con otra mujer), a que se tratara de una estrategia promocional de sus novelas, o que sufriera una verdadera amnesia por un accidente que la hubiera separado de sus seres queridos. En su día se temió que hubiera sido asesinada (incluso se sospechó de su esposo), cosa que resultó afortunadamente falsa porque la escritora aparecería tras esos 11 días sana y salva.

Hasta Arthur Conan Doyle se unió a su búsqueda, consultando en sus círculos espiritistas, porque lo que también es cierto es que el coche de la Sra. Christie fue encontrado abandonado y con un golpe frontal en una cantera del condado de Surrey. En su interior se halló un abrigo de piel, una maleta y su permiso de conducir. Todo esto apuntaba a que la autora hubiera podido sufrir un grave percance.

Al cabo de esos 11 días, Agatha Christie apareció en perfecto estado en el balneario de Harrogate, en Yorkshire, donde se había registrado con el nombre de Teresa Neele, utilizando el apellido de la amante de su esposo (curioso, no?).

La verdad de este episodio en la vida de la escritora nunca se ha aclarado del todo, aunque la mayoría de las hipótesis apuntan a que fueron esas desavenencias con su esposo Archibald Christie (le había pedido el divorcio hacía poco tiempo) y la reciente muerte de su madre lo que la sumió en ese estado depresivo que  la impulsó a desaparecer.

En la ficción ha habido varias novelas que basándose en este hecho (como El secreto de Agatha de Marie Benedict), han hilado una historia de lo que pudo haber pasado en esos 11 días, y en La muerte de Patrick O´Connelly nos encontramos con una de ellas.

Centrándonos en esta novela que hoy nos ocupa, Andrés González-Barba ha creado una historia de suspense y con un halo de misterio alrededor de lo que le ocurrió a la escritora.

Al principio, nos encontramos a Agatha en el Swan Hydropathic Hotel, en el cual se ha registrado como Teresa Neele, despertándose con una terrible noticia: Patrick O´Connelly, otro huésped del balneario y con el cual Agatha mantenía una especial relación, ha sido encontrado muerto en su habitación. Tremendamente afectada, Agatha no puede evitar acercarse al lugar de los hechos y allí descubre que el finado tiene claros síntomas de envenenamiento. Todo apunta a un asesinato, pero ¿quién querría acabar con la vida de ese encantador joven?.

Agatha había hecho muy “buenas migas” con él, e incluso la salvó de ser atropellada en una ocasión en que la escritora fue a la biblioteca del pueblo, y no entendía quien podría haberle producido la muerte ni por qué.

El malogrado Patrick había acudido al hotel en busca de la Sra. Dora, una venerable anciana que pasaba allí unos días con su cuidadora, y la cual Patrick afirmaba que era su abuela.

En el hotel todos los ocupantes están muy nerviosos por ese terrible acontecimiento, y la policía empeñada en investigar a todos y cada uno de ellos no ayuda a calmar los ánimos.

Además, Agatha con toda la policía investigando y preguntando por allí no está muy segura de que no vayan a descubrir su gran secreto (que ella es la escritora desaparecida a la que todos buscan).

 

Nos encontramos con una trama de tipo detectivesco donde Agatha y sus nuevos amigos iniciarán una búsqueda de la verdad, en la cual descubrirán secretos escondidos e incluso pondrán su vida en peligro.

Toda esta historia se verá acompañada de episodios de la vida anterior de la autora y de como están viviendo su desaparición sus más allegados.

Además, tenemos un plus de misterio, porque Agatha encontrará una serie de documentos y fotografías de épocas pasadas que la llevarán a conocer una historia más oscura aún si cabe.

Y no os puedo contar mucho más de la trama, por no destrozaros la historia, que aunque en partes conocida, no deja de ser sorprendente.

Es una novela ágil, que te mantiene en suspense y sobre todo para los más fieles seguidores de la escritora (como yo), una manera de acercarse un poco más a su historia personal. Aunque suene a tópico, tiene una muy buena construcción de los personajes, aunque siempre te deja algún punto de ellos en incógnito para mantener el suspense.

Le di 4 estrellas en Goodreads, y no le di las 5, porque el final me parece un poco precipitado, bueno pero rápido en su resolución, como si fuera lo que menos interés tiene en la historia. Y puede que sea así, porque lo que más disfruté fue con todo el desarrollo y las pinceladas de la biografía de la escritora que te trasportan a otro tiempo y otro lugar mucho más bucólico (e interesante).

La historia está muy bien narrada y la ambientación es muy buena, con lo que disfrutas mucho a lo largo de toda su lectura.

Y hasta aquí la reseña de hoy. Dejadme en comentarios que os ha parecido, si habéis leído esta novela o alguna otra (ya sea de ficción o no) sobre la vida de esta escritora y su extraña desaparición.

Sin más, me despido con un saludo hasta la próxima reseña.

 

©Reseña: Elena Rodríguez, 2024.

Visitas: 57

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies