La magia del Orient Express


Notice: Trying to get property 'post_excerpt' of non-object in /home/solonovelanegraa/public_html/wp-content/themes/covernews-pro/inc/hooks/blocks/block-post-header.php on line 42

GRAZIELLA MORENO GRAUPERA|Barcelona

 

“Lo imposible no puede haber sucedido; por tanto, lo imposible tiene que ser posible, a pesar de las apariencias”. Esta frase de Hércules Poirot el inolvidable detective belga creado por Agatha Christie constituye la esencia de las novelas de la escritora británica, cuya intención va más allá del puro entretenimiento o del afán de proporcionarnos una serie de pistas para resolver un enigma. Siempre existe un por qué para todos los actos, siempre hay una razón para el crimen y la maldad. En su primera novela, El misterioso caso de Styles (1920), el insignificante (salvo por su cuidado bigote) detective de ojos verdes como los de un gato usará “sus pequeñas células grises” para resolver el caso del asesinato de una rica viuda en una mansión de Essex. Muerte por envenenamiento en una habitación cerrada por dentro, un elenco de huéspedes sospechosos con motivos diversos… el rompecabezas está servido. A esta novela le seguirán setenta y nueve más, colecciones de relatos, diecinueve obras de teatro y seis novelas escritas con el pseudónimo de Mary Westmacott. Su experiencia como enfermera y sus viajes por Europa y Asia, dan verosimilitud a sus tramas y sin duda esta universalidad, esta mirada hacia atrás en el tiempo a épocas ya pretéritas, son la causa de que el cine haya adaptado gran parte de sus tramas con mayor o menor fortuna. En noviembre 2017 se ha estrenado la última, la tercera versión de Asesinato en el Orient Express.

La novela se publicó en Collins Crimaz Club el 1 de enero de 1934 y se vendió en Reino Unido por siete chelines y seis peniques (la edición en E.E.U.U se tituló Murder in the Calais Coach y su precio era de dos dólares). La obra, de 256 páginas, recibió buenas críticas. Algunos cuentan que fue escrita en la mítica habitación 412 del Pera Palace Hotel de Estambul y otros aseguran que se inspiró en el secuestro del hijo del piloto norteamericano y héroe nacional, Charles Lindbergh (caso que conmocionó al mundo y sobre el que recientemente han aparecido nuevas incógnitas). Tal vez hoy, ochenta y tres años después, puede parecernos una historia en la que hay demasiados personajes a los que les falta profundidad; sin embargo, es mérito de la autora elaborar una trama que expresa muy bien los prejuicios y los convencionalismos de esa época en una Europa al borde de sumirse en los horrores de una segunda contienda mundial. El asesinato a cuchilladas de un norteamericano de oscuro pasado en el interior del Orient Express, detenido en Yugoslavia a causa de la nieve, del que todos los personajes son sospechosos pone a prueba las dotes deductivas de Poirot y plantea un delicado dilema moral.

La primera versión cinematográfica se estrenó en 1974 dirigida por Sidney Lumet y rodada en Turquía. Uno de sus mayores atractivos era el reparto: Albert Finney (como Hércules Poirot), Ingrid Bergman (premios Oscar y Bafta), Lauren Bacall, Sean Connery, Vanessa Redgrave, Jacqueline Bisset, Anthony Perkins, John Gielgud (premio Bafta), Michael York y Richard Widmark, entre otros. La cinta recupera el ambiente de la época y quizá sea una de las mejores adaptaciones de las novelas de Christie.

La segunda versión, de dudosa calidad y concebida para la televisión, se estrenó en 2001, dirigida por Carl Schenkel. El actor Alfred Molina encarnaba al detective y el elenco se completaba con Leslie Caron, Peter Strauss y otras caras menos conocidas.

Siguiendo la tradición del remake más absoluto, la tercera versión cinematográfica parece obedecer más a una operación de marketing que a aportar algo más a la narración. Un reparto con actores y actrices de valía desigual: Penélope Cruz, Michelle Pfeiffer, Jhonny Deep, Judi Dench, Willem Dafoe, Derek Jacobi, Josh Gad y su director, Kenneth Branagh, que además encarna al famoso detective provisto de un bigote imposible. Branagh es hombre de teatro y se nota, crea su propio Poirot, aventurero, rápido, histriónico y que parece llegar a conclusiones por inspiración divina, lo que desconcierta al espectador, en especial a los que desconocen la historia. En los 116 minutos de metraje no hay espacio para la deducción pausada y elaborada. Anunciada como superproducción, tiene a su favor unos magníficos efectos especiales, una buena fotografía y una impecable ambientación, pero peca de superflua y carece de la fina ironía y el humor de la novela. Vestidos de seda, manjares apetitosos, caras conocidas que atraerán al gran público y un final, en el que se apunta que el director tiene la intención de seguir con las aventuras del detective belga, hacen que el espectador se plantee si ha invertido bien su dinero o si hubiese hecho mejor en esperar a verla cómodamente en su televisor. A pesar de todo, si consigue despertar el interés por conocer las aventuras del detective entre aquéllos poco dados a la lectura, bienvenida sea.

Como dice Hércules Poirot con esa absoluta falta de modestia que le caracteriza, él “pertenece al mundo”. Al mundo de la magia de saber contar historias. Y nos pertenece a nosotros, a los lectores que empezamos en la infancia leyendo a Agatha Christie y descubrimos que somos seres llenos de matices, gobernados por nuestras emociones. Y que la maldad existe y su rostro es humano.

Texto © Graziella Moreno Graupera . Todos los derechos reservados.

Publicación © Solo Novela Negra. Todos los derechos reservados.

ADVERTENCIA

Queda prohibida su reproducción parcial o total en cualquier medio escrito o digital, y su publicación en cualquiera de las redes sociales ya sean literarias o no, actuales o que puedan aparecer en el futuro.

En caso de comprobar el uso indebido y quebrantamiento de esta advertencia, los infractores nos facultan para instar las oportunas reclamaciones ante las autoridades competentes, debiendo hacer frente a las consecuencias legales en materia de propiedad intelectual, que las leyes vigentes otorgan a Solo Novela Negra que detenta los oportunos derechos.

Impactos: 67

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies