INDIRA de Santiago Díaz Cortés por Antonio Parra

 

Título

Indira

 

 

Datos publicación

Reservoir Books. Madrid 2023. 416 págs.

 

Datos del autor

 

 

            Santiago Díaz Cortés (Madrid, 1971), guionista de cine y de televisión con veinticinco años de carrera y cerca de seiscientos guiones escritos, publicó en 2018 su primera novela, Talión, que ganó en 2019 el Premio Morella Negra y el Premio Benjamín de Tudela. En 2021 vio la luz El buen padre, novela con la que dio inicio a la serie protagonizada por la inspectora Indira Ramos y que ha sido traducida a varios idiomas, y cuya segunda entrega fue Las otras niñas. Asimismo, ha cultivado con éxito la literatura juvenil y obtenido en 2021 el Premio Jaén de Narrativa Juvenil por Taurus: salvar la tierra. Indira es su última novela, la tercera de la serie de esta peculiar inspectora.

 

Sinopsis de la obra

 

Para la inspectora Indira Ramos ha sido un año repleto de sucesos: cazó a un monstruo al que todo el mundo daba por muerto, perdió a uno de sus mejores agentes en un desgraciado accidente y tuvo que elegir entre los dos hombres de su vida. Pero, cuando todo parecía haber vuelto a la normalidad y se presentaba ante ella una etapa tranquila, la vida se empeña en ponerle las cosas más difíciles que nunca y tendrá que enfrentarse, junto al inspector Iván Moreno, a un caso que les unirá o les separará para siempre.

Su equipo -ahora compuesto por la subinspectora María Ortega, por una agente Lucía Navarro más taciturna de lo habitual tras su rehabilitación y por Jotadé, un oficial de origen gitano de métodos poco ortodoxos pero efectivos que pondrá patas arriba la vida de sus compañeros- tiene que investigar el hallazgo de varios cadáveres en un solar en construcción. Nada parece unir a las víctimas y solo investigando su pasado podrán entender por qué los han ido matando uno a uno.

 

Reseña

INSPECTORA RAMOS

 

            Llegó la tercera entrega de la serie de Indira Ramos, la peculiar inspectora a veces asolada por serios trastornos relacionados con la obsesión por la asepsia, un personaje tan especial como determinante que ahora figura como título de esta entrega, demostrando la vital importancia que tiene en la serie.

            La vimos ya en El buen padre y Las otras niñas, las dos primeras entregas, pero donde alcanza la madurez, a golpe limpio, es en esta trama en la que lo personal y lo profesional van a seguir martirizándola codo con codo. Si en las dos anteriores nos topamos con un padre que buscaba venganza para su hija y con el criminal más buscado de la historia de nuestro país, en esta ocasión serán varios cadáveres, sin relación aparente entre sí, los que aparezcan en las obras de una nueva urbanización, un desafío de enjundia.

            Como cualquier lector sabrá, Indira no está sola, tiene un equipo alrededor, aunque algo demediado tras su brusca ruptura con el inspector Iván Moreno, un equipo que se reconstruye, y de qué manera, con la llegada del oficial Jotadé Cortés, policía gitano y transgresor, de métodos muy peculiares y resultados aún más brillantes, quizá el mayor hallazgo de la novela.

            Pero ese refuerzo de personal  no será suficiente, porque Lucía Navarro sigue poseída por sus sombras, y porque la vida volverá a poner a Indira a trabajar junto a Iván, de quien juró separarse aunque algo en su interior no se lo termine de permitir.

           Santiago Díaz demuestra una vez más que eso del ritmo narrativo es algo que lleva bien dentro, y con él se pone a la tarea de hacernos transitar por el destino de varios personajes  muertos, una actriz de gran fama al borde de la madurez y hasta un flamante candidato a la presidencia del gobierno. Eso por un lado, porque el autor no se conforma y saca de su manga de prestidigitador narrativo otras tramas que se van complementando: un caso de maltrato, la amenaza de desvelar un secreto demoledor, una venganza gitana, un fuga carcelaria…

            ¿Y cómo se logra hilvanar todo esto? Pues con clarividencia y sosiego suficientes como para ir dándole al lector lo que demande en cada momento, con capítulos de longitud breve pero intensísimos, y con líneas de investigación que deben sobrevivir a lo personal de cada protagonista, especialmente en los casos de Indira e Iván, pero también en los de Lucía y Jotadé.    Un vértigo constante a manos de un Santiago Díaz que sigue sabiendo qué resortes tocar para robarnos el aliento hasta el punto final.

 

©Reseña: Antonio Parra Sanz, 2023.

Visitas: 98

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies