El sueño de la razón de Berna González Harbour por Antonio Parra

Título

El sueño de la razón

Datos publicación

Editorial Destino. Barcelona 2020. 405 págs.

Datos de la autora

Berna González Harbour es escritora de novela negra, creadora de la comisaria Ruiz, y está considerada una de las voces más actuales y representativas del género hoy en España. Con Verano en rojo (2012) y Margen de error (2014) dio vida a este personaje inolvidable cuya serie continúa con Las lágrimas de Claire Jones. También es autora de la novela Los ciervos llegan sin avisar (2015). Es periodista, analista política y colaboradora cultural. Trabaja en la sección de opinión de El País, donde anteriormente ha sido editora de Babelia, subdirectora del diario y enviada especial a numerosos países en conflicto. Escribe en las secciones de cultura y opinión, y también en Babelia, y participa habitualmente en la tertulia de Hora 25, en la Cadena Ser.

Sinopsis de la obra

 

           La comisaria Ruiz vuelve a Madrid para preparar su defensa. El viejo Jefe Superior de la policía ha logrado su suspensión en venganza por una antigua investigación y María está temporalmente fuera del cuerpo. Pero eso no la va a frenar.

Es el mes de mayo, tiempo de fiestas en torno al río Manzanares, y la aparición de unos animales muertos es el primer indicio de una anomalía que pronto dejará más huellas letales: la ejecución de una joven becaria de Historia del Arte en uno de los puentes del río. Y no será la única. La policía investiga magia negra, acoso sexual o sadismo, pero los distintos sucesos empiezan a conformar una serie de escenificaciones que llevarán a la comisaria Ruiz hasta el legado de Goya.

Sin equipo, sin uniforme y sin pistola, María se enfrenta esta vez a un ser de extrema inteligencia, marcado por una obsesión y con gran capacidad de manipulación. En su lucha contra el tiempo recorrerá casas okupas, túneles subterráneos y un Madrid oculto y ajeno al Estado.

 

Reseña

Arte y psicopatía

 

          Seguirle los pasos a la comisaria María Ruiz no resulta sencillo, derrocha independencia y no está dispuesta a perder ni un ápice de la misma, máxime cuando nos la encontramos apartada del cuerpo, expedientada y pendiente de una visita que le va amenazando como la típica espada de Damocles. Así nos la presenta Berna González Harbour en esta novela, con un buen puñado de heridas que lamer, llámense Carlos, Tomás, Soria o Claire Jones.

          En esa tesitura, y como el mal nunca descansa, se encontrará fuera del flujo informativo policial, algo que le incomoda y con lo que tendrá que sobrevivir cuando una joven aparezca muerta en una de las esclusas del río Manzanares, ese arroyo que por mucho que nos duela a los madrileños no logra alcanzar el lucimiento que él mismo y la ciudad se merecen.

          Para combatir ese aislamiento, a María al menos le quedan los miembros del cuarto poder, el legendario Luna y la impulsiva Nora, que le ayudarán a reconstruir los huecos que los compañeros de la comisaría no atinan a llenar. Esa joven víctima enlazará con el mundo de Goya en sus últimos años, cuando la sordera le regaló aquellos monstruos que el aragonés plasmó en una serie de grabados proscritos.

          Así que tenemos arte y psicopatía, porque un psicópata se empeña en reproducir literalmente algunos de estos grabados, y para entrar en ese universo María debe cambiar de costumbres, de indumentaria, de ánimo, hasta llegar a contactar con miembros del colectivo antisistema al que pertenecía la víctima. Las amenazas empiezan a pesar tanto como los secretos, y tras cada una de ellas llega una víctima en un cerco que a ratos le cobra a la inspectora unas cuantas facturas, y no precisamente emocionales.

          Berna González Harbour va dosificando la presencia del grupo de personajes que escolta a María, para que sea ella quien, desde la clandestinidad, se empeñe en dar lecciones policiales, y al mismo tiempo nos regala a un nuevo personaje, un adolescente okupa huido de su familia y del mundo, que se convertirá en el mayor aliado de la comisaria.

          También, cómo no, crecerá la sombra del enemigo, un ser complejo que sorprenderá, y mucho, a más de un lector, y que inquietará cada vez que amague con asomarse a estas páginas. El espíritu de un genio atormentado late en esta obra, así como un amor considerable por la ciudad de Madrid, que tiene muchos más rincones escondidos de los que la gente puede llegar a imaginar.

 

©Reseña: Antonio Parra Sanz, 2020.

Impactos: 110

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies