EL LIBRO DEL SEPULTURERO de Oliver Pötzsch por Beckett & Hawk

“El libro del seputurero” ha resultado ser una grata lectura, esta novela ha mezclado con cierto gusto la novela histórica y la policíaca Ha sabido reflejar a la perfección esa Viena de 1893 que se va abriendo a las nuevas tecnologías como las primeras bicicletas, coches, centralitas telefónicas, cámaras de fotografiar, electricidad… pero también con las nuevas técnicas de investigación criminalística que nos recuerdan al CSI.

La historia está relatada de una forma amena, sencilla, sin complicaciones, pero que hacen que la novela discurra tranquila y sin pausa como las aguas del Danubio. Ese estilo hace que te sumerjas en las profundidades de la novela y no quieras subir a flote. Es un libro trepidante que viene muy bien con una mantita y una taza de té mientras no te das cuenta que el tiempo pasa y que tú te encuentras en otra época y en la gran Viena.

“El libro del sepulturero” nos traslada al Prater, el parque más importante de la ciudad, donde aparece el cuerpo de una criada asesinada de forma brutal. Leopold von Herzfeldt, un joven inspector de policía, será el encargado del caso, a pesar de no contar con el favor de sus colegas, que no quieren saber nada de sus novedosos métodos de investigación, como la inspección de la escena del crimen, la obtención de pruebas o la toma de fotografías. Leopold contará con el apoyo de dos personajes del todo dispares: Augustin Rothmayer, el sepulturero mayor del cementerio central de Viena; y Julia Wolf, una joven operadora de la recién inaugurada central telefónica de la ciudad y con un secreto que no quiere que salga a la luz.

Leopold, Augustin y Julia se verán inmersos en los profundos abismos ocultos tras las puertas de la glamurosa ciudad en una carrera para dar con un asesino despiadado que sembrará Viena de cadáveres inocentes.

Aunque no es “Crimen y Castigo”, tampoco lo pretende ser, es un  libro que se puede leer y que se deja leer. Y aunque le falta algo de profundidad en sus personajes, no tengo la menor duda de que el Inspector Leopold Von Herzfeldt, Julia Wolf y el enterrador Augustin Rothmayer, van a dar mucho que hablar. Es además un libro con el que uno aprende de los inicios de la ciencia criminalística, de los avances tecnológicos y del conocimiento de una Viena que se acerca lenta e inexorablemente al siglo XX, con sus luces y con sus sombras. El libro es un retrato de una ciudad en blanco y negro donde las zonas altas contrastan con los barrios más pobres, y donde la clase alta contrasta con el nuevo proletariado que surge en una ciudad que avanza hacia el futuro.

Por eso Como siempre os decimos leed, leed ya sabéis que estáis malditos.

 

©Reseña: Beckett & Hawk, 2023.

Impactos: 59

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies