EL JUEGO DE LOS CRÍMENES PERFECTOS de Reyes Calderón por Antonio Parra

Título

El juego de los crímenes perfectos

 

 

Datos publicación

Planeta. Barcelona 2022. 512 págs.

 

Datos de la autora

 

 

REYES CALDERÓN compagina su carrera como profesora universitaria con la escritura y la radio. Doctora en Economía y Filosofía por la Universidad de Navarra, ha sido profesora visitante en la Sorbona, en Berkeley (California) y en el University College of London. Es tertuliana en La linterna, de la COPE, con Ángel Expósito.

Como escritora ha publicado doce novelas, entre las que destacan Las lágrimas de Hemingway, Los crímenes del número primo, El último paciente del doctor Wilson, La venganza del asesino par, Tardes de chocolate en el Ritz, La puerta del cielo y Clave Matisse, que han sido traducidas a varios idiomas.

 

Sinopsis de la obra

 

El Palacio de Hielo de Madrid, habilitado como morgue provisional durante la pandemia, no puede cerrar sus puertas y regresar a su actividad porque el ataúd no reclamado de una anciana lo impide. El inspector Salado y su ayudante Jaso acompañan al supersticioso juez Calvo a la inspección preliminar, que les depara una sorpresa: en su interior hay un varón con traje a medida y un Rolex de oro en la muñeca. Lo que parece una confusión de clasificación les introduce poco a poco en un macabro juego: una cadena de muertos, a cada cual más peculiar, que tienen en común la firma, en el certificado de defunción, de la doctora Paloma Padierna, joven internista en el Gregorio Marañón.

La doctora Padierna, ajena al asunto y agotada tras los duros meses de trabajo en el hospital, solo piensa en sus vacaciones. Pero el asesino de los crímenes perfectos tiene otros planes para ella.

 

Reseña

PERVERSIDAD

 

            Cuando introducimos en una novela negra lo lúdico, que de forma obvia tendrá que ver con el mal, con lo criminal, le lanzamos al lector un órdago, un envite muy atractivo que, de estar bien hecho, acepta sin dudar y le hace pasar un rato tan atractivo como intenso. Pero, insisto, hay que hacerlo bien, para que la cosa no quede en una simple intentona artificial.

            Reyes Calderón no lo ha hecho bien, lo hecho magníficamente, y por eso esta novela va tomando tintes adictivos a medida que vamos quemando etapas, con esos cuerpos confundidos que anuncian ya el macabro juego, y con la recuperación de un caso antiguo que quedó sin resolver, y que finiquitaba a jóvenes estudiantes que sufragaban sus gastos con la prostitución de alto nivel.

            En el marco de la pandemia, en los peores meses de las muertes y el confinamiento, alguien decide jugar con los cadáveres del Palacio de Hielo, y los policías Salado y Jaso se enfrentarán a una mente diabólica que lo disfraza todo con un aire macabro de Monopoly. Al mismo tiempo, conocemos los avatares de la doctora Padierna, que en el Hospital Gregorio Marañón lucha contra el virus y en su vida privada contra una familia rica y desnortada, a punto de caer en la ruina gracias a los enredos de un golfo de altos vuelos.

            Como si de un tablero se tratase, llega el primer cadáver, y a la pareja policial se suma el juez Calvo, personaje peculiar donde los haya, para que entre los tres intenten desentrañar las relaciones existentes entre ese macabro intercambio de cadáveres y aquellas “campanillas” muertas hace años. Reyes Calderón dosifica muy bien las líneas argumentales, y hasta hace crecer en lo narrativo a la doctora Paloma Padierna, que incluso llega a apoderarse en ciertos momentos de una trama que poco a poco va rozando la adicción antes mencionada.

            De fondo, lo psicológico, la psicopatía, la impunidad de los que más tienen, que desprecian leyes y normas, e incluso creen que se puede comprar la inmunidad ante el virus. Pero también la persistencia del trabajo policial, y el apoyo de jun juez que va superando sus propios miedos hasta lograr encajar el riesgo y la verdad. Una novela muy bien estructurada que se va ganando al lector en cada capítulo, y en la que la autora se guarda también alguna pequeña sorpresa relacionada con la ética interracial.

 

©Reseña: Antonio Parra Sanz, 2023.

Impactos: 74

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies