El frío de la muerte de John Connolly por Beckett & Hawk

Siempre vuelvo a John Connolly, como vuelve el lector a sus letras, como vuelve el río al mar, como vuelve el escritor a sus palabras. Porque leer a John Connolly es siempre una experiencia distinta, es sobrevolar un inmenso paisaje montañoso lleno de valles, picos, rocas y suaves laderas. Siempre es interesante volver a Connolly porque cuando uno sigue la serie Charlie Parker cada libro es como volver a casa. A una gran casa.

“El frío de la muerte” posiblemente no sea una gran historia, ni tan siquiera algo original que no hayamos visto en sus libros. Quizás es más de lo mismo. Pero, lo que otros hacen de ese defecto algo infumable, Connolly lo hace ser maravilloso. Es su forma de escribir, es su forma de contar, es su forma de analizar a los personajes, sus frases, sus descripciones, su mundo interior, su irrealidad exterior.

No tengo pudor en decir que Connolly es un grande, es uno de esos escritores con los que te sientes en deuda, uno de esos a los que siempre acabas buscando cuando lo demás te cansa.

En “El frío de la muerte” El detective privado Jaycob Eklund ha desaparecido, y Charlie Parker recibe el encargo de localizar su paradero. Quien le pide eso a Parker es Edgar Ross, agente especial del FBI, que tiene sus motivos —inconfesados— para encontrar a Eklund. Pero Eklund no es un investigador común y corriente. Está obsesionado con seguir el rastro de desapariciones y homicidios poco comunes. Y ahora Parker, acompañado por los inseparables Louis y Angel, debe internarse en el mundo por el que ha transitado ya Eklund, un lugar regentado por una Madre monstruosa que dirige un vasto imperio criminal al margen de la ley.    Para solucionar este caso, Parker también tendrá que llegar allí donde el frío de la muerte, desde hace más de un siglo, alcanza a los inocentes, sin que éstos nunca lleguen a saber por qué.

Connolly ha tenido el acierto de crear a Charlie Parker, a Ángel y a Louis y al resto de personajes que rodean ese mundo. Son personajes con fuerza, con determinación, con alma, vida, muerte y corazón. Son personajes a los que quedas enganchado, porque despiertan emociones tan básicas y tan ancestrales como el miedo, la supervivencia, el amor y el odio.

“El frío de la muerte” un libro más de la serie Charlie Parker, pero escrito por el gran John Connolly, un escritor de historias que es capaz de llevarnos al más profundo infierno y al mejor de los cielos. Pero sea cual sea el destino siempre encontraréis la belleza que es capaz de crear la literatura. Por eso amigos lectores hacedme caso y leed, leed porque vosotros como yo estáis malditos.

 

©Reseña: Beckett & Hawk, 2020.

Impactos: 277

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies