Durante la nevada de Luis Roso por Antonio Parra

Título

Durante la nevada

 

Datos publicación

Editorial Alrevés. Barcelona 2020. 389 págs.

 

Datos del autor

 

 

LUIS ROSO (Moraleja, Cáceres, 1988) es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Salamanca y en Filología Inglesa por la Universidad Autónoma de Barcelona. Su primera novela, Aguacero, fue elogiada por la crítica y galardonada con el premio Tuber Melanosporum en el festival Morella Negra a la mejor novela negra novel del año 2016. A esta le siguió Primavera cruel, publicada en el 2018. Actualmente trabaja como profesor de secundaria.

 

Sinopsis de la obra

 

          En las Navidades del año 1968, el cuerpo de la joven Rebeca Sanromán fue hallado en una laguna helada en las inmediaciones de un pequeño pueblo de montaña al norte de Burgos, sin que se hallara nunca al responsable de su asesinato.

          Diez años después, dos reporteros de un diario provincial viajan hasta el lugar para escribir un artículo sobre el crimen: Miguel, un periodista de raza, formado en los años más oscuros del franquismo, y Esmeralda, una joven idealista criada a la sombra de su estricto padre.

          La investigación periodística, que se preveía anodina, pronto se convertirá en una compleja trama en la que Miguel y Esmeralda verán peligrar sus carreras profesionales y hasta sus propias vidas, mientras que el país entero bulle por los vertiginosos cambios políticos y la violencia desatada en los primeros años de la Transición democrática.

 

Reseña

Calidad

 

          De vez en cuando una novela nos da la grata noticia de presentar una trama sólida, muy bien perfilada, que además es narrada con extremo cuidado, atendiendo a mostrar tanto el alma de los personajes como el modo de hablar de los tiempos en los que se enmarca. Esa magia de la literatura, cuando llega, se nota desde la primera página, y hace que el camino de la lectura sea algo absolutamente delicioso.

          Luis Roso es uno de esos autores cuidadoso con lo que cuenta, capaz de elegir un argumento y darle las vueltas necesarias hasta que el resultado le satisfaga, como paso previo para satisfacer luego al lector. Además, es un buen aficionado a la España del final del franquismo, como ya demostró en sus entregas anteriores, y como corrobora con una trama que, si bien se desarrolla en el año setenta y ocho, con el plomo, el consenso y la constitución de fondo, se alimenta también de un crimen, cometido diez años atrás en un pequeño pueblo de Burgos, nada menos que en el corazón de la capital espiritual del franquismo.

          Al hilo de ese décimo aniversario de la muerte de la joven Rebeca, crimen que quedó sin resolver, Roso nos presenta a dos personajes de gran potencia, con personalidades muy marcadas, dos periodistas separados por un par de décadas que encaran, cada uno a su manera, el encargo de realizar un reportaje destinado a despertar un puñado de fantasmas, algunos con intenciones de lo más letales.

          Miguel y Esmeralda son dos claros símbolos de la joven sociedad española que vio con esperanza cómo Franco pasaba a mejor vida, aunque ello no supusiera de inmediato alcanzar todos los cambios con que ellos habían soñado. Miguel salió exiliado de Madrid tras romperle la cara a un comisario de policía, y ahora sobrevive en una pequeña ciudad castellana y en un diario aún más pequeño. Esmeralda es otro cantar, hija de militar, a su manera se ha ido rebelando contra todos los tópicos encarnados por su padre.

          Con semejante pareja investigando, el reportaje resultante mostrará un país con una tiranía aún muy latente a pesar de la incipiente democracia, en el que hay mentiras, abusos, corrupciones urbanísticas oficiales, policías en la penumbra de los derechos humanos, ex legionarios de gatillo fácil… Todo un fresco que, por desgracia, nos resulta harto conocido.

          Una buena prueba de que la calidad no sólo no está reñida con la novela negra, sino que puede, y debe, convertirse casi en un personaje más de la misma, transcurra cuando transcurra y la transite quien la transite. La literatura de Luis Roso es la mejor prueba de lo dicho.

 

©Reseña: Antonio Parra Sanz, 2020.

Impactos: 205

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies